Gobierno de Tokio y COI en pulso por sede de maratón

de trasladar los maratones de los Juegos Olímpicos el año próximo a Sapporo en el norte del país para evitar el abrasador calor del verano en la capital.

de trasladar los maratones de los Juegos Olímpicos el año próximo a Sapporo en el norte del país para evitar el abrasador calor del verano en la capital.

La abrupta decisión de cambiar la sede de las maratones y marchas fue anunciada por el COI hace dos semanas. Sapporo se encuentra a unos 800 kilómetros (500 millas) de Tokio.

La gobernadora de Tokio Yuriko Koike manifestó su enojo por el cambio. Sus aliados sostienen que no hay necesidad del traslado, además de cuestionar quiénes se harán responsables del costo. Tampoco descartan radicar una demanda para recuperar pérdidas.

Taro Shirato y Hiroshi Yamada, integrantes del partido político de Koike en la legislatura metropolitana, dijeron el martes en una rueda de prensa que el traslado de los maratones tendría un costo de por lo menos 310 millones de dólares.

El COI aseguró que optó por el cambio al tomar en cuenta la salud de los atletas ante las elevadas temperaturas.

Los aliados de Koike opinan diferente. Koike es una de las personalidades políticas más influyentes del país y ha sido mencionada como posible candidata por el puesto de primera ministra.

Aunque ellos (el COI) hable de los atletas primeros, estos solo puede vista como el COI primero, dijo Shirato, advirtiendo que no se ha tomado en cuenta a los espectadores que ya habían comprado entradas.

En un comunicado enviado a The Associated Press, el gobierno de Tokio indicó que quiere tener "suficientes pruebas científicas que justifiquen el cambio. También quieren saber si consideró a otra ciudad más allá de Sapporo.

Pero el COI no dará marcha atrás. Ya cuenta con inspectores en Tokio esta temporada para verificar los preparativos de los Juegos que serán inaugurados en menos de nueve meses, el 24 de julio.

El miembro del COI John Coates está a cargo del grupo de inspectores y es un aliado del presidente Thomas Bach. Ha dicho reiteradamente que el COI no tiene intención alguna de cambiar de idea, lo cual advirtió a Koike.

El COI teme que la audiencia global vea algo similar a lo ocurrido en el Mundial de atletismo en Doha, Qatar, donde 28 de las 68 que tomaron la largada no pudieron completar el maratón femenino y 18 de 73 de los hombres.

Las carreras comenzaron a la medianoche en Doha, con imágenes de corredores desmayándose durante el trayecto. Esas escenas habrían estremecido al presidente del COI Thomas Bach.

Yamada reconoció que el calor podría constituir un riesgo. Dijo que Tokio propuso adelantar la hora de largada a las 5 de la madrugada, hora que sale el solo en el verano de Japón. Las autoridades de Tokio también insinuaron la posibilidad de que las carreras comiencen a las 3 de la madrugada.

El pronóstico apunta a que la temperatura será de 27 grados centígrados (81 F) a las 5 de la madrugada, y sería de 25.4 C (78 F) en Sapporo a las 7 de la mañana. La largada de la maratón femenina en Doha tuvo temperaturas de 32.7 C (91 F).