Hamilton quiere una celebración completa en México

Para ser un lugar que dos veces le ha coronado dos veces campeón de Fórmula Uno, la Ciudad de México no ha sido especialmente favorable para Lewis Hamilton.

Para ser un lugar que dos veces le ha coronado dos veces campeón de Fórmula Uno, la Ciudad de México no ha sido especialmente favorable para Lewis Hamilton.

Las masivas muchedumbres lo adoran y el británico conducido por las serpenteantes curvas del Autódromo Hermanos Rodríguez para ganarse un lugar entre los grandes de la F1.

Pero pasa trabajos para ganar aquí.

Hamilton tiene solamente una victoria en cuatro años en el Gran Premio de México, y las últimas dos carreras estuvieron entre las peores en dos campañas de campeonato para Mercedes. Finalizó noveno en 2017 y cuarto en 2018, con Max Verstappen, de Red Bull, llevándose las victorias.

Ambos resultados fueron suficientes para que Hamilton cruzase la meta como campeón de la temporada. El británico disfrutó el champán, pero las celebraciones carecieron el extra que viene con la victoria en la carrera.

Pudiera suceder de nuevo.

Hamilton largará el domingo con una firme ventaja en el campeonato con 64 puntos sobre su compañero de equipo Valtteri Bottas y apenas cuatro carreras por celebrarse. Tendría que ocurrir un desplome sin precedentes para que Hamilton no ganase el sexto campeonato de su carrera y quinto en seis años. Ganarlo le pondría en sola posesión del segundo puesto en la historia de la F1 y apenas uno menos que el récord de siete en poder del alemán Michael Schumacher.

Pero esos problemas en carreras previas tienen a Hamilton expresando cautela sobre sus posibilidades de sellar el campeonato en México.

"No espero que sea en México, dijo, y añadió que sus malas actuaciones en los dos últimos años aquí han sido sumamente chocantes.

"México es generalmente nuestra peor carrera del año por la forma en que está preparado nuestro coche y va a ser difícil para nosotros, advirtió.

El aire enrarecido de la Ciudad de México a 2.250 metros (7.400 pies) de altitud y la prolongada recta desde la largada en el Hermanos Rodríguez han favorecido a Red Bull y Ferrari los dos últimos años. Y dada la mejora de Ferrari y sus tres victorias desde el verano, Hamilton apunta al equipo italiano como favorito el domingo.

Hamilton tiene una sola victoria en las últimas cinco carreras, una sequía considerable para él.

"Espero un mejor fin de semana pero pienso que va a ser muy difícil vencer a los Ferrari con esas largas rectas, dijo Hamilton.

Ferrari acepta el papel de favoritos.

"Llegamos a México determinados a ganar, dijo el director Mattia Binotto. "Vamos a buscar nuestra cuarta pole consecutiva, antes de convertirla en una victoria.

La única victoria de Hamilton en México fue en 2016, cuando trataba desesperadamente de alcanzar a su compañero Nico Rosberg por el campeonato. El británico extendió la puja por el cetro hasta la carrera final en Abu Dabi, donde Hamilton ganó y Rosberg se llevó el título.

Mercedes de nuevo tiene a los dos únicos pilotos que pueden ganar el campeonato, pero sin la tensión interna de Hamilton y Rosberg que dividió el equipo en 2015 y 2016.

Bottas cuenta con tres victorias, incluyendo una en Japón hace dos semanas. Ganó dos de las primeras cuatro carreras de la temporada, pero un flojo desempeño a mitad de año despertó las dudas sobre si Mercedes lo ratificaría para 2020. Las mismas se disiparon cuando el piloto finlandés firmó una extensión de contrato en agosto.

Son múltiples las combinaciones de resultados que le asegurarán el campeonato a Hamilton el domingo si se sube al podio y supera por 14 puntos a Bottas. Pero si Hamilton queda cuarto o más rezagado, la pugna por el campeonato se estirará al siguiente fin de semana, con el Gran Premio de Estados Unidos en Texas. Hamilton aseguró el título en el circuito de Austin en 2015.

Todo es posible, dijo Bottas. Aunque soy realista de que necesito de mucha suerte, lo cierto es que debo ganar todas las carreras que quedan.