McCaffrey y los Panthers amenazan invicto de 49ers

La defensiva de los 49ers no ha permitido más de siete puntos ni 200 yardas en ninguno de sus últimos tres partidos. Ése es uno de los principales motivos por los que San Francisco ostenta el únic...

La defensiva de los 49ers no ha permitido más de siete puntos ni 200 yardas en ninguno de sus últimos tres partidos. Ése es uno de los principales motivos por los que San Francisco ostenta el único registro inmaculado de la Conferencia Nacional y ha tenido su mejor inicio de temporada desde 1990.

El domingo, los 49ers (6-0) podrían requerir de una exhibición similar por parte de la segunda mejor defensiva de la NFL. Reciben a unos Panthers de Carolina (4-2) que destilan confianza luego de cuatro triunfos consecutivos y con un joven quarterback, el otrora reservista Kyle Allen, quien no ha perdido en sus cinco partidos como titular en la liga.

Veo cada semana como una oportunidad de medir quiénes somos, recalcó el entrenador de San Francisco, Kyle Shanahan. Carolina es siempre un equipo duro.

De limitar a Carolina a menos de 200 yardas totales, San Francisco se convertiría en el sexto equipo desde 1970 en hilvanar cuatro partidos de ese tipo. Tres de los cinco anteriores ganaron el Super Bowl.

Pero San Francisco es más que una defensiva impenetrable. Posee el segundo mejor ataque terrestre de la NFL con 172 yardas por encuentro gracias a la dupla que conforman Matt Breida y Tevin Coleman en el backfield.

Si de ofensiva se trata, los Panthers presumen un ataque completo en un solo jugador. El running back Christian McCaffrey es segundo de la NFL (con un partido menos) en yardas totales, con 618 por la vía terrestre y 305 por aire, y acumula nueve anotaciones en lo que va de campaña.

La versatilidad de McCaffrey ha sido fundamental en el éxito de Allen, brindándole unas manos seguras desde el backfield para comandar al quinto ataque más productivo de la NFL.

Carolina promedia 27,6 puntos por encuentro, aunque es 20mo lugar de la liga en yardas. El motivo es una defensiva ubicada como la segunda mejor al momento de generar intercambios de balón. Ello ha dado a Allen y McCaffrey buena posición de terreno para encontrar puntos.

Es un punto a tomar en cuenta, en especial con un ataque de San Francisco que tiene pérdidas en cinco de sus seis partidos de esta campaña y al menos dos en tres de éstos.

___

Browns (2-4) en Nueva Inglaterra (7-0)

Cuando se habla de los Patriots, el tema central suele ser Tom Brady y una ofensiva que ejecuta de manera impecable un sistema que, durante casi dos décadas, ha resultado prácticamente indescifrable. La Nueva Inglaterra de este año incluye una defensiva a la altura.

El conjunto de Bill Belichick llega al duelo del domingo ante los Browns con la posibilidad de convertirse en el primer equipo desde 1962 (Green Bay) en mantener promedios de 30 puntos anotados y menos de 10 admitidos después de ocho partidos.

Entre los Patriots y un nuevo capítulo de la historia se interponen unos Browns de Cleveland que no han estado a la altura de las enormes expectativas depositadas en ellos después de una activa temporada de fichajes y la supuesta campaña de consagración del joven quarterback Baker Mayfield.

Por el contrario, en su segundo año, Mayfield ha sufrido un marcado retroceso que lo tiene con apenas cinco pases de touchdown, 11 intercepciones y más preguntas que respuestas.

Los Pats no han permitido más de 14 puntos en un solo encuentro de la campaña, promedian menos 150 yardas aéreas en contra por encuentro y han provocado 22 intercambios. Malos presagios ante unos Browns que tienen ocho entregas en sus últimos dos duelos y la única vez en la temporada que enfrentaron a una defensiva de este calibre, San Francisco, fueron limitados a 180 yardas totales y 78 por aire.

___

Packers (6-1) en Kansas City (5-2)

Se avizoraba este partido como un simbólico cambio de estafeta generacional, un ex Jugador Más Valioso contra el actual, dos pasadores de época que bien podrían llevar a sus respectivos equipos a reeditar el Super Bowl II. Ahora, solo serán Aaron Rodgers y los Packers de visita en Kansas City ante unos Chiefs malheridos ante la ausencia de Patrick Mahomes.

Mahomes se dislocó la rótula de la pierna derecha el domingo pasado _ un duelo en el que Kansas City venció a Denver para quebrar una racha de dos derrotas. La lesión mantendrá al actual Jugador Más Valioso de la NFL fuera de actividad al menos un par de semanas, lo suficiente para impedirle intercambiar cortesías con un Rodgers que viene de una actuación de cinco pases de touchdown y un rating perfecto.

Green Bay viene de promediar 33 puntos durante su actual racha de tres victorias, lapso en el que Rodgers acumula siete pases de anotación a cambio de una intercepción para que los Packers controlen el Norte de la Nacional. En tanto, los Chiefs han perdido dos de sus últimos tres cotejos _ ambos en casa _ y ahora dependerán del veterano reserva Matt Moore para hacerle frente a los Packers.

___

La semana 8 comienza la noche del jueves con la visita de los Redskins (1-6) a Minnesota (5-2) en un duelo en donde los quarterbacks de ambos conjuntos, Kirk Cousins y Case Keenum, se enfrentan a sus equipos anteriores.

La actividad continúa el domingo con los siguientes encuentros. Bengals (0-7) se enfrentan a Rams (4-3) en el estadio Wembley de Londres; Seahawks (5-2) en Atlanta (1-6); Eagles (3-4) en Buffalo (5-1); Chargers (2-5) en Chicago (3-3); Giants (2-5) en Detroit (2-3-1); Buccaneers (2-4) en Tenessee (3-4); Broncos (2-5) en Indianápolis (4-2); Cardinals (3-3-1) en Nueva Orleans (6-1); Jets (1-5) en Jacksonville (3-4); y Raiders (3-3) en Houston (4-3).

La acción concluye el lunes con la visita de los Dolphins (0-6) a Pittsburgh (2-4), que recupera al quarterback Mason Rudolph después de ausentarse un partido por una conmoción.

Los Cowboys (4-3) y Ravens (5-2) tienen su semana de descanso.