Futbolistas colombianos pararán desde el 3 de noviembre

Los jugadores de la primera y segunda división del fútbol colombiano acordaron el martes que será el 3 de noviembre el día en que comenzará su paro en demanda de mejores condiciones de trabajo, i...

Los jugadores de la primera y segunda división del fútbol colombiano acordaron el martes que será el 3 de noviembre el día en que comenzará su paro en demanda de mejores condiciones de trabajo, informó la asociación que los representa y que es desconocida por los dirigentes nacionales de este deporte.

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO) dio a conocer el emplazamiento un día después de que la liga profesional Dimayor y la Federación Colombiana se abstuvieron de enviar representantes a una reunión con los agremiados, a la que convocó el viceministro de Trabajo.

El objetivo de ese encuentro, que contó con la participación de la Comisión Especial de Tratamiento de Conflictos ante la Organización Internacional del Trabajo (Cetcoit), era negociar un pliego que incluye varias peticiones, incluida la de modificar el Estatuto del Jugador, que rige las relaciones laborales entre los futbolistas y los clubes, así como las reglas para que los jugadores sean transferidos de un club a otro.

Informamos a la opinión pública que, por mayoría, los futbolistas profesionales asociados a ACOLFUTPRO y vinculados con los 36 clubes, decidieron declarar el CESE DE ACTIVIDADES, reza el anuncio oficial de la organización de jugadores.

Añade que el paro estallará justo en el domingo en que estaba prevista la vigésima fecha del torneo Clausura, que pone fin a la campaña regular y en la que habrían de definirse los últimos boletos para la ronda semifinal.

Como consecuencia de lo anterior, los futbolistas no se presentarán a disputar los partidos que programe la DIMAYOR a partir de esa fecha y hasta tanto no se inicie la negociación de sus peticiones con ACOLFUTPRO, advierte el anuncio. En su lugar, (los futbolistas) continuarán presentándose a los entrenamientos en los horarios establecidos por los cuerpos técnicos de los respectivos clubes.

Se realizarían con normalidad los partidos de la 19na jornada, del miércoles al viernes. No había encuentros previstos para el sábado ni el domingo, con motivo de las elecciones regionales en el país.

Desde la semana anterior, la ACOLFUTPRO había informado que sus agremiados acordaron el cese de actividades, pero sin definir a partir de qué fecha dejarían de jugar. Tras esa advertencia, el viceministro del Trabajo, Carlos Baena, ofreció su mediación y convocó a las partes para que se reunieran el lunes.

Pero en una carta, el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, descartó su participación, al señalar que no reconocía a la ACOLFUTPRO como representante de los futbolistas ni como posible interlocutora.

No nos es posible asistir al espacio por ustedes citado ", advirtió Vélez. La Dimayor analiza la competencia de la entidad para interactuar con esa asociación".

El presidente de la Federación, Ramón Jesurún, tampoco ha reconocido a la ACOLFUTPRO. Según la postura de los dirigentes del fútbol colombiano, los jugadores deberían presentar sus peticiones directamente a cada club.

Tras conversar el lunes con algunos de los futbolistas descontentos, Baena programó una nueva reunión para el 1 de noviembre, pero Vélez ha condicionado su asistencia a la autorización de los clubes en una asamblea prevista para el 30 y 31 de octubre.

En este marco, la ACOLFUTPRO anunció que consultaría con los futbolistas los pasos a seguir. Un día después, anunció la fecha del paro para que se atiendan sus exigencias, entre las que figuran también cambios al código disciplinario, mejores condiciones para el torneo de fútbol femenino, participación sobre derechos de televisión y un partido anual de la selección mayor de Colombia, cuyos ingresos se destinarían a la ACOLFUTPRO.

Durante distintos partidos de la primera y segunda categoría, los jugadores habían realizado protestas, con peloteos intrascendentes durante los primeros minutos. Se desconoce si las protestas continuarán una vez que se ha definido una fecha para el paro.

También el martes, futbolistas de Cúcuta Deportivo denunciaron que desde hace 85 días no reciben sueldo.

Existe descontento en el plantel, nos prometieron pagar los sueldos atrasados pero no cumplieron, señaló el mediocampista y delantero argentino Matías Pérez.

Ni la Federación ni la Dimayor han emitido comentarios tras el anuncio de la fecha para el cese de actividades.

Pero el presidente del Cúcuta, José Augusto Cadena, había advertido el viernes que si los deportistas paraban, se rescindirían de inmediato sus contratos. El mismo día, Tulio Gómez, principal accionista del América de Cali, había dicho que en caso de paro, el club seguiría jugando, con futbolistas de la categoría sub20.

La ACOLFUTPRO instó a evitar represalias contra sus miembros.

Cualquier presión indebida que se ejerza sobre nuestros asociados como consecuencia de su determinación será puesta en conocimiento de las autoridades competentes para que se protejan sus derechos, indicó.

FIFPro, el sindicato internacional de futbolistas, emitió en la jornada un comunicado, en que pidió que la Federación y la Dimayor reabran el diálogo con la ACOLFUTPRO, a la cual consideró un representante legítimo de los jugadores.

Exhortamos a la FIFA a actuar como mediadora para resolver esta situación antes de que se intensifique, manifestó FIFPro.