Colombia: Arranca fútbol en medio de amago de jugadores

La 18va fecha del torneo Clausura colombiano arrancó el viernes con dos encuentros días después de que la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO) anunciara que sus agremiad...

La 18va fecha del torneo Clausura colombiano arrancó el viernes con dos encuentros días después de que la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO) anunciara que sus agremiados han acordado un cese de actividades en demanda de mejores condiciones laborales.

ACOLFUTPRO no ha precisado a partir de qué fecha sus futbolistas dejarían de jugar mientras la liga profesional Dimayor y la Federación Colombiana de fútbol descartaron la posibilidad de un diálogo.

El amago de parar actividades surgió el miércoles luego de que representantes de la organización se reunieron con líderes de la liga y la Federación para negociar un pliego petitorio sin avances aparentes.

La jornada se abrió con el empate 1-1 entre el local Envigado y La Equidad de Bogotá mientras Atlético Bucaramanga-Jaguares de Montería disputaban el otro partido del viernes. El sábado están previstos cinco encuentros y el domingo tres.

El viceministro del Trabajo, Carlos Baena, invitó a las partes a reunirse el lunes pero el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, rechazó esta posibilidad y pidió al funcionario que se declare impedido a raíz de sus opiniones públicas que consideró parcializadas.

"Quiero manifestar la preocupación que ha suscitado las declaraciones que públicamente han sido dadas por usted ante varios medios de comunicación y, en los medios institucionales del Ministerio, con respecto a un 'pliego de peticiones' presentado por una asociación de futbolistas a la entidad que represento, que según sus declaraciones, cumple con todos los requisitos y reglas contenidos en la legislación laboral vigente para iniciar una negociación colectiva", indicó Vélez en carta a Baena.

El presidente de la Federación, Ramón Jesurún, se refirió al problema desde Asunción donde participó en las deliberaciones de la Conmebol.

Me parece que no hay ningún motivo para un cese de actividad, los empleadores, que son los clubes, están al día con todos sus jugadores", manifestó el dirigente el viernes a la radio Antena 2 de Colombia.

"Pienso que es un conflicto el cual se ha exagerado y se ha manejado por parte de ellos muy mal (los futbolistas). Vamos a ver qué pasa, ojalá esto llegue a buen fin, concluyó.

ACOLFUTPRO adelantó una consulta entre clubes de las divisiones A y B. Treinta y dos de los 36 capitanes de esos equipos se habrían pronunciado por la suspensión de actividades. En total, hay más de 1.100 afiliados a la organización en las dos divisiones.

Denunciamos ante la opinión pública y las autoridades nacionales las presiones, amenazas de despidos, vetos para volver a ser contratados y sanciones disciplinarias y económicas de las que hoy están siendo objeto nuestros asociados, por parte de algunos directivos de los clubes, como represalia por anunciar el cese de actividades ante la negativa de los presidentes de FCF y Dimayor a negociar sus peticiones", consignó la agremiación en un comunicado.