Clásico Barcelona-Real Madrid podría postergarse a diciembre

El clásico español, programado originalmente para este mes, entre Barcelona y Real Madrid podría posponerse hasta diciembre debido a una protesta separatista en la capital de Cataluña.

El clásico español, programado originalmente para este mes, entre Barcelona y Real Madrid podría posponerse hasta diciembre debido a una protesta separatista en la capital de Cataluña.

La liga quería que el duelo del 26 de octubre se trasladara de Barcelona a Madrid debido a preocupaciones de seguridad, con lo que el juego de vuelta se cambiaría automáticamente de Madrid a Barcelona, pero ninguno de los equipos estuvo de acuerdo con la propuesta.

Tras consultar con funcionarios del gobierno, la Real Federación Española de Fútbol, dijo el jueves que no era seguro jugar el mismo día que la marcha, por lo que se prevé que se fije una nueva fecha en los próximos días. En caso de que los equipos y la liga no lleguen a un acuerdo en la fecha, la decisión final dependerá de la federación.

Es posible que el encuentro se realice en diciembre, antes del descanso invernal. La liga propuso realizar el partido el sábado 7 de diciembre, lo que significaría que los juegos de ambos conjuntos, que ya habían quedado programados, tendrían que ser recalendarizados.

También existe la posibilidad de disputarlo el miércoles 18 de diciembre, pero entonces tendrían que reprogramarse los encuentros de la Copa del Rey de esa fecha. Además, la liga no quiere que el encuentro se realice entre semana debido a la posibilidad de que perjudique a los poseedores de los derechos de transmisión. El encuentro del 26 de octubre estaba programado para arrancar a la 1 p.m. hora local, que favorece al importante mercado asiático.

Horas antes el jueves, el técnico del Barcelona Ernesto Valverde dijo que él y sus jugadores prefieren mantener el calendario sin cambios y mostrarles a todos que el partido puede jugarse, pese a los problemas actuales en Cataluña.

La región ha sido escenario de violentas protestas en los últimos días con la policía chocando con manifestantes enfurecidos por un fallo del Tribunal Supremo de España de sentenciar a prisión a nueve líderes separatistas. Grupos a favor de la independencia han llamado a sus partidarios a congregarse en Barcelona el domingo, el día del clásico.

El despliegue de las banderas independentistas catalanas es algo habitual en los partidos de local del Barcelona.