Con triplete de Lautaro Martínez, Argentina apalea a México

La víspera, el técnico de México dijo que el nivel de esa selección era equivalente al de la actual Argentina. El martes, la realidad desmintió a Gerardo Martino sobre la cancha.

La víspera, el técnico de México dijo que el nivel de esa selección era equivalente al de la actual Argentina. El martes, la realidad desmintió a Gerardo Martino sobre la cancha.

Lautaro Martínez consiguió una tripleta en la primera mitad, y una renovada selección de Argentina apaleó 4-0 a México para cortar abruptamente la racha de 11 partidos sin derrota que ostentaba el "Tata" Martino al frente del seleccionado azteca.

El Toro Martínez firmó sus tantos a los 17, 22 y 39 minutos, mientras que Leandro Paredes convirtió un penal a los 33 por la Albiceleste, que venía de igualar 0-0 ante Chile el viernes, en otro partido amistoso realizado en Estados Unidos.

"Estoy feliz y emocionado porque es mucho el sacrificio que uno hace para estar acá y no todos los días se hacen tres goles con esta camiseta, dijo Martínez. "Es muy difícil llegar acá y mantenerse. Estoy muy agradecido y feliz con mis compañeros y el cuerpo técnico. Entrenamos para darle una alegría a la selección, ojalá sigamos por este camino".

Con su racimo de tres anotaciones, el artillero del Inter de Milán acumula ocho en siete partidos con la camiseta de Argentina en lo que va de este año.

Para esta gira, Argentina no citó a Lionel Messi, Sergio Agí¼ero ni íngel Di María, entre otros. Adicionalmente, se presentó con las bajas de Giovani Lo Celso, Marcos Acuña y Nicolás Otamendi, quienes participaron ante los chilenos pero por distintos motivos no jugaron ante México.

Antes del partido dije que el resultado era secundario y, más allá de haber sido un buen partido, sigo pensando lo mismo. Valoramos que el grupo se sienta fuerte", dijo el entrenador de Argentina, Lionel Scaloni. La verdad que sabíamos de la manera de jugar de México, que te somete en los primeros minutos. Sabíamos que si jugábamos rápido, íbamos a generar situaciones. Jugamos el partido perfecto".

Ninguna ausencia pesó para Argentina, que logró su tercer triunfo consecutivo sobre el Tri, al que venció dos veces a finales del año pasado. Además se trata de la peor goleada recibida por los mexicanos en esta rivalidad, superando el 4-1 de un amistoso realizado en San Diego en el 2008 y el 6-3 registrado en el Mundial de Uruguay 1930.

Martino llegó a México en enero, con la meta de llevar a la selección a los cuartos de final de un Mundial fuera de casa por primera vez en su historia. En sus primeros meses en el cargo, el entrenador argentino logró coronarse en la Copa de Oro y montó una racha de 11 partidos sin derrota, con lo que implantó una marca, con el mejor inicio de gestión de un seleccionador mexicano.

No creo que este resultado refleje nuestra realidad, lo mismo que once partidos sin perder tampoco la reflejaban, dijo Martino, quien ganó dos subcampeonatos de Copa América con su país. Hoy cometimos errores que sabíamos que ante Argentina nos podían costar mucho.

El Tata Martino reservó a sus mejores hombres para este partido y con su equipo alterno le pasó por encima 3-0 a Estados Unidos el viernes pasado.

Pero con su cuadro estelar y ante una Argentina llena de ausencias, se llevó una goleada que pocos habrían pronosticado en el Alamodome de esta ciudad.

Martínez aprovechó un error en la salida de Néstor Araujo, eludió a dos zagueros más y anotó su primer gol con un tiro rasante junto al poste izquierdo de Guillermo Ochoa, apenas a los 16 minutos.

Poco después, Exequiel Palacios filtró un pase por el centro del área para Martínez, quien realizó otro tiro con potencia que dejó sin oportunidad a Ochoa para el 2-0.

Martínez intentó mandar un centro del área y el zaguero Carlos Salcedo desvió la pelota con la mano para un claro penal que Paredes convirtió con un tiro a media altura, al costado derecho de Ochoa, quien alcanzó a tocar la pelota, pero no lo suficiente para evitar el tanto.

Antes del descanso, Martínez le dio tintes de paliza al choque, aprovechando una pifia más de Araujo, quien perdió una pelota en la entrada del área. El delantero argentino no perdonó para convertir con un poderoso derechazo.

Martínez ya no pudo hacer más daño a México porque en el segundo tiempo se quedó en el banquillo. El técnico Lionel Scaloni modificó su cuadro inicial y permitió a México retomar algo de protagonismo aunque sin inquietar al portero Esteban Andrada.