Dueño de Reales pacta venta del club a grupo de Kansas City

David Glass y su familia tenían un conjunto de cualidades muy específicas que buscaban para un potencial propietario cuando decidieran poner a la venta a los Reales de Kansas City. Querían a un hom...

David Glass y su familia tenían un conjunto de cualidades muy específicas que buscaban para un potencial propietario cuando decidieran poner a la venta a los Reales de Kansas City. Querían a un hombre de negocios astuto y exitoso, alguien con lazos locales quien, quizá más importante, tuviera un profundo amor por el béisbol.

John Sherman se ajustaba perfectamente a esa descripción.

Así que el viernes, la familia Glass anunció la venta de los dos veces campeones de la Serie Mundial a un grupo de propietarios encabezados por Sherman, en un convenio que se espera tenga un valor de alrededor de 1.000 millones de dólares. Sherman y sus coinversionistas se convertirán apenas en los terceros propietarios del equipo desde que otro hombre de negocios de la ciudad, Ewing Kauffman, fundó el club en 1969.

La decisión de vender a los Reales fue difícil para nuestra familia, dijo Glass, cuyo hijo Dan ha servido como el presidente del equipo. Nuestra meta, la cual creo firmemente alcanzamos, era tener alguien local, que verdaderamente amara el deporte del béisbol y quien sería un gran administrador para esta franquicia en el futuro. En John Sherman encontramos todo lo que estábamos buscando para asumir la propiedad.

Sherman, de 64 años, ha vivido en Kansas City por más de cuatro décadas, incluso después de comprar una participación con los Indios de Cleveland. Fundó, construyó y luego vendió una serie de compañías de energía, y ha seguido siendo un empresario local influyente, al incursionar en la agricultura y las biociencias.

Estoy enormemente agradecido con David y la familia Glass por esta oportunidad extraordinaria, mencionó Sherman en un comunicado, y me siento honrado por la oportunidad de hacer equipo con un distinguido grupo de inversionistas locales para continuar y construir sobre este rico legado de los Reales de Kansas City.

Nuestra meta será triple: competir por un campeonato en representación de nuestros aficionados; honrar su pasión, su experiencia y su compromiso inquebrantable; y llevar adelante sus esperanzas y sueños en esta gran región de Kansas City que todos amamos por las décadas por venir.

Sherman necesitará vender su participación con los Indios de Cleveland, la cual se cree es de alrededor del 30 por ciento de la franquicia, y el acuerdo está sujeto a la aprobación de las Grandes Ligas.

No se espera que alguno de esos temas sea un obstáculo para finalizar la venta.