¿El efecto post-Wimbledon afecta a Djokovic y Federer?

De repente, Novak Djokovic y Roger Federer han recibido factura por la histórica final de Wimbledon que disputaron el mes pasado.

De repente, Novak Djokovic y Roger Federer han recibido factura por la histórica final de Wimbledon que disputaron el mes pasado.

En el caso de Djokovic, el efecto es una dolencia en el hombro izquierdo, muy evidente el miércoles, durante su triunfo sobre el argentino Juan Ignacio Londero en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos.

En cuanto a Federer, se está demorando demasiado para enchufarse en los partidos. Lleva dos duelos seguidos en los que sale triunfante tras ceder el primer set, algo inédito en las 19 ocasiones que ha disputado el torneo en Nueva York.

Hay que recordar la épica batalla que protagonizaron Djokovic y Federer en el césped del All England Club el 14 de julio. Fue la final más larga en la historia del torneo ” de 4 horas y 57 minutos ” superando por nueve minutos el clásico entre Federer y Rafael Nadal en la Catedral del tenis. Hubiera sida más larga de no haber sido por una regla que introdujo un desempate en el quinto set al quedar empatados 12-12.

Djokovic resistió una dolencia en el hombro izquierdo y se sacudió el desafío de Londero. Recuperándose tras quedar un quiebre abajo en el primer set y dos en el segundo, el campeón vigente selló el miércoles una victoria por 6-4, 7-6 (3), 6-1 sobre Londero, un argentino que hace un año transitaba en los torneos Challengers y ahora asoma entre los 50 mejores del mundo.

Como calco de su debut, Federer debió remontar otra vez. De menos a más, el tercer preclasificado venció 3-6, 6-2, 6-3, 6-4 a Damir Dzumhur y se instaló en la tercera ronda del torneo.

En una jornada en la que se jugó con bajo techo por la lluvia, el astro suizo repitió el trámite de su primera presentación el lunes, cuando cedió el primer set ante Sumit Nagal _un indio que sorteó la fase preliminar_ para luego acelerar el paso.

Lo repitió ante el bosnio Dzumhur, el número 99 del ranking, acumulando 58 golpes ganadores para duplicar la cuenta de su rival.

Todo el partido fue un suplicio para Djokovic, al evidenciar muecas de dolor desde los albores del primer set y pedir tratamiento al promediar el mismo.

El fisioterapeauta masajeó con una crema el hombro que el serbio no usa para el servicio. No iba a ser la primera visita.

Djokovic quedó abajo 3-0 en el segundo set frente a un pletórico Londero, pero el ganador de 16 títulos de Grand Slam reaccionó con su facilidad para cubrir cada rincón de la cancha y encadenó cinco games seguidos antes de anotarse el parcial en un desempate.

Con Londero desfondado, el tercer set fue más apacible para Djokovic.

Al ser entrevistado en la pista del estadio Arthur Ashe, el número uno del mundo no dio detalles sobre lo que le afecta.

"Es algo que arrastro desde hace un tiempo. No fue fácil jugar con el dolor, pero tuve que encontrar la manera de salir adelante", dijo. "No es la primera que enfrento este tipo de retos".

Su próximo partido será el viernes y necesitará de todo el tiempo de descanso posible para apaciguar una molestia que podría conspirar contra su intención de convertirse en el primer campeón que revalida el título en Flushing Meadows desde que Federer se coronó cinco veces seguidas entre 2004-08.

Federer ganó, pero siguió despertando dudas sobre si su confianza está a tope tras haber perdido la final de Wimbledon ” en la que desperdició dos bolas de partido con su saque en el quinto set ante Djokovic. Luego, sufrió una temprana derrota en Cincinnati.

La cuenta de errores no forzados de Federer se disparó a 45, cinco más que Dzumhur.

No hay un secreto como tal para un buen arranque, salvo calentar bien y estar mentalmente preparado, comentó Federer sobre sus problemas en el primer set. No se subestima a un oponente. Yo hice todo eso. Ustedes me conocen. Siempre lo hago.

Cuando te pasa en partidos seguidos, es un poco más frustrante... especialmente cuando el nivel está en el suelo, cometes tantos errores y no encuentras la energía, añadió.

El cinco veces campeón del US Open quedó con marca de 19-0 en duelos por la segunda ronda en Flushing Meadows y quedó a la espera del ganador del partido entre Lucas Pouille y Daniel Evans.

Hay margen para mejorar, lo cual es algo grande de ahora en adelante, sostuvo.

Los partidos de Djokovic y Federer fueron de los primeros que debieron jugarse con techos retráctiles debido a la pertinaz llovizna que empezó a caer desde temprano.

La lluvia no cesó, y los organizadores del certamen debieron posponer todos los partidos previstos al aire libre durante la jornada.