Union inicia en silencio en la Bundesliga y cae 4-0

La vida en la Bundesliga comenzó en silencio para el Union Berlin el domingo, con una protesta de 15 minutos de sus aficionados contra su rival Leipzig.

La vida en la Bundesliga comenzó en silencio para el Union Berlin el domingo, con una protesta de 15 minutos de sus aficionados contra su rival Leipzig.

Un minuto después de que los aficionados del Union finalmente mostraron su apoyo, fueron los seguidores del equipo visitante los que hicieron todo el ruido, luego que Leipzig anotó el primer gol en una aplastante victoria por 4-0 ante el primer equipo procedente de la antigua República Democrática de Alemania en jugar en la máxima categoría del fútbol alemán.

Los aficionados locales permanecieron en silencio durante los primeros 15 minutos, en respuesta a un llamado del grupo ultra del Union, el Wuhlesyndikat, que había instado a los aficionados a protestar contra los que describieron como un club fabricado que no tiene absolutamente nada que ver con nuestra idea de fútbol.

Leipzig, con el respaldado de Red Bull, ha sido impopular entre los aficionados rivales desde su formación en 2009.

El gol inicial de Marcel Halstenberg fue seguido en la primera mitad por tantos de Marcel Sabitzer y Timo Werner. El suplente Christopher Nkunku enmarcó su debut con una diana tras el descanso, subrayando el abismo de calidad entre ambos conjuntos que finalizaron terceros en sus respectivas divisiones la temporada anterior, y dando a Julian Nagelsmann un comienzo triunfal en su primer juego al mando del Leipzig.

Union aseguró su ascenso gracias a los goles como visitante luego de dos empates con Stuttgart en el playoff disputado en mayo.