FIFA endurece medidas contra el racismo

FIFA aumentó al doble, a 10 partidos, su suspensión mínima por incidentes racistas y comenzar a invitar a jugadores a hacer declaraciones de víctima en audiencias disciplinarias.


FIFA aumentó al doble, a 10 partidos, su suspensión mínima por incidentes racistas y comenzar a invitar a jugadores a hacer declaraciones de víctima en audiencias disciplinarias.
Una respuesta más estricta a las acusaciones de racismo y discriminación es un tema clave del rescrito código disciplinario de la FIFA, que entra en vigor la semana próxima.
FIFA dice que no va a abandonar a las víctimas de abusos racistas que pudieran ser invitadas por el respectivo organismo judicial para hacer una declaración oral o escruta de impacto de víctima.
La reforma disciplinaria del organismo rector del fútbol mundial incluye la opción de imponer suspensiones de traspasos a clubes que incumplan pagos en casos de deudas procesadas por la FIFA y el Tribunal de Arbitraje del Deporte.
La FIFA se prepara además para abrir las puertas a algunas audiencias judiciales y puboicar más veredictos en la internet.