Las reflexiones de una estrella de fútbol.
  • En la grabación, de apenas 30 segundos, el exastro argentino reclama a la mujer que observe su teléfono celular.
  • En evidente estado de embriaguez, Diego Armando discute y comienza a manotear.
  • Antes de que el video se corte, Rocío Oliva pide a gritos que le deje de pegar.