Dominicana: se enfrentan afuera del Congreso

Trabajadores de la industria metalúrgica y manifestantes que demandan declarar como área protegida la zona donde la compañía minera Glencore Xstrata quiere ampliar sus operaciones se enfrentaron el miércoles afuera del Congreso dominicano.

Una persona resultó herida de bala en los enfrentamientos, dijo un líder sindical.

La empresa Falcondo, filial en República Dominicana de Glencore Xstrata, anunció el 2 de octubre el cierre temporal de sus operaciones en la mina de Bonao, 80 kilómetros al norte de la capital, con lo que 900 de sus 1.000 empleados quedarán sin trabajo, al igual que 700 contratistas.

El cierre temporal de la mina fue dado a conocer por los ejecutivos de Falcondo sólo un día después de que la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que declara como área protegida la zona de Loma Miranda, donde la minera tenía previsto extraer minerales durante unos 25 años a partir del 2016.

Aunque insistió en que el cierre de operaciones se debía a razones económicas, el vocero de Falcondo, Alain Astacio, recordó la semana pasada en conferencia de prensa que la eventual extracción de metales en Loma Miranda representaba la única posibilidad de que la compañía extendiera su presencia en el país.

Representantes del sindicato de trabajares de Falcondo se reunieron el lunes con el presidente Danilo Medina y han realizado varias manifestaciones para pedir a los congresistas que desistan de declarar a Loma Miranda como área protegida a fin de que la minera mantenga sus operaciones y sus fuentes de empleo.

Los sindicalistas y contratistas de Falcondo y los grupos que demandan impedir la extracción minera en Loma Miranda se enfrentaron a pedradas afuera del Congreso cuando los senadores tenían previsto ratificar el miércoles el proyecto que declara la zona como reserva ecológica.

"Es una provocación, vinieron a provocar", dijo el diputado opositor Juan Hubieres, quien participaba en la manifestación a favor de que Loma Miranda sea un parque ecológico.

Idelfonso Ciprián, secretario del sindicato de Falcondo, aseguró en un comunicado que los miembros del gremio fueron agredidos cuando llegaron al Congreso para depositar un documento en el que piden a los legisladores evitar la cancelación masiva de los trabajadores mineros.

Ciprián aseguró que uno de los integrantes del sindicato resultó herido de bala.

Falcondo dijo en su cuenta en Twitter que "los empleados y contratistas que acudieron al Congreso lo hicieron por propio deseo y fueron impedidos con piedras y armas".

"Desmentimos categóricamente que nuestros empleados y contratistas participaran de la violencia. Nosotros fuimos agredidos", agregó la compañía en otro tuit.

Falcondo se instaló en República Dominicana en la década de 1950 y desde 1971 explota una mina de ferroníquel a cielo abierto en Bonao, a la que le restan unos cinco años de vida útil.

Para continuar operaciones, Falcondo adquirió en 2008 unas 1.380 hectáreas en Loma Miranda a fin de extraer ferroníquel por un periodo de 25 años, pero el proyecto fue objetado por grupos ecologistas, académicos y por un panel de expertos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).