Presidente de Azerbaiyán parece ganar reelección

El presidente de Azerbaiyán ganó su tercer período quinquenal en las elecciones del miércoles, según los primeros recuentos y encuestas a boca de urna, prolongando décadas de régimen dinástico en la rica nación petrolera adjunta al Mar Caspio.

Un candidato de oposición protestó inmediatamente por lo que describió como fraude generalizado y puso en duda la legitimidad de la votación.

Una encuesta conducida por la compañía independiente Prognosis dijo que Ilham Aliyev recibió un 84 % de los votos. La encuesta a 40.500 votantes tenía un margen de error inferior al 1%.

Otras dos encuestas a la salida mostraban cifras similares. Con el 20 % de las casillas de votación escrutadas, Aliyev iba al frente con 85 % de las preferencias, según la Comisión Central Electoral.

El director de la campaña de Aliyev, Ali Ahmadov, reclamó la victoria señalando esos resultados preliminares. "Ilham Aliyev tiene el apoyo incondicional de la población", afirmó.

El principal candidato de la oposición, el historiador Jamil Hasanli, recibía entre el 8 % y el 10 % de los votos, seguido por otros ocho candidatos, según las encuestas.

En una declaración después de la elección, Hasanli condenó lo que calificó como "una falsificación total y un grosero abuso de los derechos del pueblo". Agregó que "la legitimidad de la elección puede cuestionarse".

Poco antes, durante la jornada, Hasanli dijo que sus partidarios registraron casos de relleno de urnas en varios puestos. "Lamentablemente, muchos funcionarios del gobierno están involucrados en la falsificación, erigiéndose en cómplices de un delito grave", afirmó.

Los monitores internacionales de la elección emitirán su informe el jueves.

Aliyev ha gobernado esta antigua nación soviética de 9 millones de habitantes desde el 2003 después de suceder a su padre, Geidar Aliyev, quien estuvo al timón durante la mayor parte de las tres décadas previas, primero como jefe del Partido Comunista de Azerbaiyán durante la era soviética y después como presidente.

Aliyev hijo se ha proyectado como garante de la estabilidad, imagen que cuenta con amplio apoyo público en una nación que todavía tiene fresco el recuerdo de los años de conmoción que acompañaron la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

___

Sophiko Megrelidze contribuyó a este despacho