CIDH aún estudia petición de oposición venezolana

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos aún estudia la petición que la oposición de Venezuela le hizo para anular los resultados de los pasados comicios presidenciales y en su momento dará respuesta a la solicitud, dijo el miércoles su secretario general Emilio Alvarez Icaza.

"La comisión ha recibido una solicitud, una petición de intervenir (y) se va a valorar en su momento", señaló el titular del organismo regional en declaraciones a la prensa en los márgenes del periodo extraordinario de sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que se realiza en la ciudad de México.

Alvarez Icaza dijo que aunque Venezuela se retiró de la Corte, basada en San José, Costa Rica, la Comisión, basada en Washington y que él encabeza, mantiene competencia sobre esa nación.

La salida de Venezuela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se dio poco más de un año después de que el entonces presidente Hugo Chávez anunciara su retiro en protesta por una sentencia a favor de un venezolano acusado de participar en ataques contra sedes diplomáticas en 2003.

"Somos competentes para conocer los casos, mantenemos nuestras atribuciones intactas y la única manera que la comisión no tenga atribución sobre Venezuela es que Venezuela se salga de la OEA; (y) tenemos entendido que ese no es el caso", señaló el mexicano.

Así, añadió, "la comisión tiene competencia sobre Venezuela y va a estudiar en su momento qué hacer sobre el tema de las elecciones".

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática pidió a principios de septiembre a la CIDH que declare nulos los comicios presidenciales, bajo el argumento de que las elecciones fueron fraudulentas y eso violaría derechos políticos y de pensamiento, garantías judiciales, protecciones judiciales y de igualdad ante la ley, contemplados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La oposición también solicitó a la Comisión declarar sin efecto la sentencia emitida el 7 de agosto de 2013 por el Tribunal Supremo de Justicia mediante la cual declaró inadmisible la impugnación a las elecciones que había presentado Capriles.

Tras los comicios presidenciales del 14 de abril para elegir al sucesor de Chávez tras su deceso, el conteo oficial dio el triunfo al oficialista Nicolás Maduro por una diferencia de un 1,5% sobre el opositor Henrique Capriles.

A finales de septiembre, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, consideró que ese organismo no debería pronunciarse sobre las elecciones presidenciales en Venezuela impugnadas por la oposición, lo que generó críticas del ex candidato opositor.

Insulza añadió que no es frecuente que la Corte acepte analizar ese tipo de temas.