Película perdida de Welles es estrenada

Una película de Orson Welles que estuvo perdida por años será estrenada en Italia, donde fue encontrada, y en Nueva York, donde fue restaurada, la próxima semana.

"Too Much Johnson" se mostraría públicamente en Pordenone, en el norte de Italia, el miércoles, 75 años después de que Welles la filmara como parte de una obra de teatro homónima. El miércoles de la próxima semana se estrenará en Estados Unidos en el teatro Dryden de Rochester, en la Casa George Eastman, donde un grupo de expertos restauró la película de nitrato de 35 mm.

Welles nunca terminó la película, estelarizada por Joseph Cotten y la obra se estrenó sin ella en agosto de 1938, pero no tuvo éxito. La película muda fue la predecesora del primer largometraje de Welles, "Citizen Kane", estrenada en 1941.

Archivistas italianos de cine anunciaron en agosto que una copia de "Too Much Johnson", que originalmente se creía destruida por un incendio, había aparecido en una caja de una compañía de paquetería en Pordenone, ciudad al noreste de Italia, donde se realiza el festival de cine mudo Le Giornate del Cinema Muto esta semana. La película había sido entregada a una sociedad cinematográfica local, pero parecía no tener ningún valor especial y se quedó sin ser vista por muchos años. Circo Giorgini, un experto italiano en Welles, identificó la cinta hace años.

Se creía que la única copia existente se había quemado en un incendio de 1970 que destruyó la casa de Welles en Madrid. Welles murió en 1985. La forma como terminó la cinta en Pordenone es un misterio.

"Esto es por mucho la más importante restauración cinematográfica de la Casa George Eastman en mucho tiempo", dijo Paolo Cherchi Usai, principal curador de cine quien supervisó el proyecto. "Tener en las manos la misma copia que fue personalmente editada por Orson Welles hace 75 años provoca una emoción que es imposible de describir".

Welles filmó la comedia bufonesca en Nueva York poco antes de dirigirse a Hollywood para filmar "Citizen Kane", considerada por muchos críticos la mejor película de la historia.