EEUU y China se disputan influencia en la ASEAN

Estados Unidos y China forcejearon el miércoles por la influencia en el sureste de Asia al inaugurarse una cumbre regional anual en la que los chinos buscan aprovechar la ausencia del presidente Barack Obama para mostrar su creciente influencia en el mundo.

Reunidos en el pequeño país petrolero de Brunei, los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés), integrada por 10 países, se reunieron primero entre sí antes de sostener conversaciones grupales con sus socios que no forman parte del grupo, incluidos Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y la India. Todos ellos buscan tener mayor presencia en la región, pero Washington y Beijing son los dos pesos pesados y desde hace tiempo forcejean por colocarse en la mejor posición, a pesar de que públicamente niegan tener rivalidad.

Aunque con frecuencia esta reunión anual es menospreciada por considerarse que allí se habla más de lo que se actúa, la ASEAN y sus 10 naciones son un preciado aliado tanto en lo político como en lo económico para una China en ascenso y unos Estados Unidos que han estado tratando de reafirmar su predominio en la región habitada por más de 500 millones de personas.

En representación de Obama, como lo hizo anteriormente esta semana en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) en Indonesia, el secretario de Estado norteamericano John Kerry buscó destacar la sociedad que ha tenido Estados Unidos con la región desde hace décadas, y exhortó a los miembros de la ASEAN a permanecer unidos en sus esfuerzos para restar eficacia a la creciente agresividad de Beijing en disputas territoriales en el Mar Meridional de China. Varias naciones de la ASEAN, en especial las Filipinas y Vietnam, han buscado el respaldo estadounidense para hacer frente a China.

Mientras tanto, el primer ministro chino Li Keqiang dijo que China está impulsando amplias inversiones nuevas e iniciativas de desarrollo. Cuando se refirió al Mar Meridional de China, en esencia dijo a los líderes de la ASEAN que Estados Unidos no debe entrometerse.

"Todos coincidimos en que las disputas en el Mar Meridional de China deben ser atendidas en consultas y en negociaciones con las partes directamente interesadas", afirmó Li en sus primeras declaraciones en la reunión entre la ASEAN y China.

Cuando comenzó su reunión con la ASEAN, Kerry ofreció una disculpa por la ausencia de Obama --que se quedó en Washington para intentar solucionar el estancamiento por el presupuesto-- y se comprometió a que Estados Unidos seguirá profundamente involucrado en la región Asia-Pacífico.