Paraguay: gravan renta por exportación de granos

El presidente paraguayo Horacio Cartes promulgó el miércoles la ley de impuesto a las ganancias por exportaciones de granos esperando recaudar dentro de dos años alrededor de 250 millones de dólares para reforzar el debilitado presupuesto estatal.

Paraguay es el tercer productor de soja en América del sur detrás de Brasil y Argentina, y sexto en el mundo.

La normativa fue consensuada en julio pasado entre Cartes y la patronal de productores de soja, trigo, maíz y girasol a fin de que el Congreso aprobara sin mayores trámites, tal como ocurriera, como una de las herramientas legales para iniciar la lucha contra la pobreza.

La población del país es de 6,5 millones de personas de las cuales 38% es pobre y adentro de esa franja el 20% vive en la miseria.

La ley establece que pagarán el impuesto anual de hasta el 10% aquellos agricultores que obtengan ganancias mayores a 15 mil dólares, sin importar la extensión de su finca.

Cartes había manifestado en entrevista con la AP que esperaba recaudar unos 250 millones de dólares por año, extendiendo la nómina de contribuyentes agrícolas a 120 mil personas más.

Hasta ahora, los productores soja, trigo, maíz y girasol estaban libres de tributar.

Fernando Masi, analista económico, dijo a la AP que la normativa "es muy buena pero lastimosamente no existe un catastro de propiedades. El gobierno no tiene forma de conocer cuántas hectáreas son cultivadas por un agricultor o empresa y menos puede saber cuántos kilos se cosechan por cada rubro".

"El ministerio de Hacienda se guiará por la buena fe de los productores", añadió.

El control de los contribuyentes, según la ley, se hará en base a la declaración jurada que deben presentar los productores ante el ministerio de Hacienda.

La ley entrará en vigencia en enero de 2014 luego de que el ministerio de Hacienda elabore su reglamentación y difusión por decreto. La primera recaudación se conocerá sólo en 2015 debido a que el año fiscal culmina en octubre de cada año.