Ratifican fallo contra 237 militares en Turquía

En un fallo sobre un caso políticamente controversial, un tribunal de apelaciones de Turquía ratificó el miércoles las declaraciones de culpabilidad de 237 oficiales de las fuerzas armadas acusados de tratar de derrocar al gobierno de base islámica en el 2003.

Sin embargo, la corte de Ankara anuló las declaraciones de culpabilidad de otros 88, ya sea porque no encontró evidencia o consideró que los cargos eran incorrectos, con lo que abrió el camino a un posible nuevo juicio. El tribunal de apelaciones ratificó además la decisión de un tribunal inferior de absolver a 33 acusados.

Los oficiales fueron declarados culpables el año pasado y sentenciados a condenas de hasta 20 años de prisión, en un caso que ha sido elogiado como el fin del control militar en la política turca. Pero se ha visto manchado por fallas judiciales y acusaciones de falsificación de evidencia.

Los críticos consideran el proceso un intento del gobierno de intimidar a sus opositores, mientras que otros creen que es un paso en el fortalecimiento de la democracia.

La causa contra los oficiales fue presentada en el 2010 luego que el periódico Taraf publicase lo que dijo eran copias filtradas de documentos en los que los conspiradores detallaban sus planes. Entre ellos estaban hacer estallar explosivos en mezquitas durante las oraciones del viernes, asesinar a algunos líderes de minorías religiosas y derribar un avión militar turco y culpar a Grecia. El periódico dijo que los conspiradores esperaban que el caos derivase en una toma del poder por parte de las fuerzas armadas.

Pero los críticos dijeron que el caso fue preparado con evidencia falsificada.

"Este es un fallo triste. Es triste no sólo para las familias de los oficiales y acusados, sino para toda Turquía", le dijo el abogado defensor Celal Ulgen a la televisora privada NTV. "Esa decisión fue emitida pese a evidencia ilegal".

Ulgen dijo que el fallo de la corte sobre los 237 acusados será apelado ahora ante la Corte Suprema de Turquía o ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

No hubo comentario inmediato del gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan. El gobierno ha elogiado previamente el juicio, que comenzó en diciembre del 2010, como un paso hacia una mayor democracia.

Entre los acusados cuyas declaraciones de culpabilidad fueron ratificadas están el ex jefe de la fuerza aérea Ibrahim Firtina, el ex jefe de la armada Ozden Ornek, el ex comandante del ejército Cetin Dogan, y Engin Alan, un ex general elegido al Parlamento hace dos años. Los altos oficiales fueron acusados de estar entre los autores intelectuales del plan.

El juicio a militares de alto rango --algo inconcebible en Turquía hace una década-- ha ayudado significativamente a inclinar el equilibrio de poder en el país en favor de las autoridades civiles.

Los generales de Turquía han orquestado tres golpes de Estado desde la década de 1960 y obligaron a un gobierno islamista a renunciar en 1997.