Identifican a mujer muerta hallada en un hospital

Una paciente que desapareció de su habitación en un hospital de San Francisco hace más de dos semanas fue encontrada muerta esta semana en unas escaleras del centro médico, dijeron autoridades el miércoles.

Los oficiales informaron que están investigando las causas del fallecimiento de la mujer.

Todd May, jefe médico del Hospital General de San Francisco, dijo que las autoridades siguen esperando la confirmación de la identidad por parte del forense. Pero indicó que las autoridades hospitalarias han proporcionado suficientes datos para determinar que se trata de Lynne Spalding, de 57 años, nacida en Inglaterra.

"Lo que ocurrió en nuestro hospital es horrible", dijo May visiblemente conmovido, durante una conferencia de prensa. "Estamos aquí para cuidar a pacientes, para sanarlos, mantenerlos seguros. Esto nos ha sacudido hasta lo más profundo. Nuestro personal está devastado".

La policía de San Francisco ofrece seguridad al hospital público, que cuenta con más de 400 camas y da servicio a por lo menos 100.000 pacientes al año.

Las autoridades todavía no saben cómo llegó Spalding a las escaleras, parte de una salida de emergencia que tiene alarma, se cierra desde afuera y conduce hacia los terrenos del hospital, dijo el asistente del alguacil Paul Miyamoto.

La mujer ingresó al hospital el 19 de septiembre por una infección y dos días después se reportó su desaparición.

La mujer fue hallada el martes a eso de las 10 a.m. por un empleado en la escalera exterior que se usa como vía de escape en caso de incendio, dijo Rachel Kagan, portavoz del hospital.

No está claro qué tiempo estuvo la mujer en la escalera ni cómo llegó hasta allí.

"Es muy preocupante", dijo Kagan. "Estamos alarmados y no sabemos qué sucedió. Nuestra prioridad es saber qué ocurrió".

Spalding fue vista dos días después de ingresar en el hospital. Varios amigos dicen que era una mujer delgada y frágil, tomaba medicamentos y probablemente estaba confundida. Se hizo una denuncia de desaparición ante la policía, que estaba investigando el caso.

David Perry, portavoz de la familia Spalding, dijo que lo sucedido es preocupante.

"Lo que ha sucedido es muy alarmante, y aunque esperamos que nuestra amiga y colega regrese sana y salva, estamos muy preocupados por esto", dijo Perry.

La policía local está llevando a cabo una investigación interna sobre sus medidas de seguridad en el hospital.