Buzo es mordido por tiburón... por segunda vez

Un buzo que fue mordido por un tiburón en la costa suroeste de Australia se está recuperando en un hospital después de sobrevivir a su segundo ataque en nueve años.

Greg Pickering, de 55 años, estaba buceando el martes en busca de abulones en un área llamada Poison Creek, cerca de la costa de la ciudad de Esperance, cuando fue atacado por lo que al parecer fue un tiburón blanco gigante, de acuerdo con las autoridades. Fue operado y el miércoles se encontraba en condición estable, dijo Matt Avery, portavoz del Hospital Royal Perth.

Fue la segunda ocasión en que Pickering se ve atrapado en las mandíbulas de un tiburón. En 2004 fue mordido en la pierna cuando pescaba marlines cerca de Cervantes, al norte de Perth. En una entrevista desde el hospital después de esa mordida, el experimentado buzo dijo al canal australiano Ten News que el incidente no le impediría regresar al agua.

"Ha pasado un incidente en 34 años", dijo en ese entonces. "Diría que hay muy pocas probabilidades".

Pickering tuvo lesiones en la cabeza y el rostro en el ataque del martes, dijo Carrie Parsons, vocera del servicio médico Royal Flying. Fue trasladado por aire desde un hospital en Esperance al centro médico en Perth el martes por la noche para ser operado.

Autoridades del Departamento de Pesca estaban peinando las aguas de Poison Creek el miércoles para tratar de atrapar y matar al tiburón.

Los tiburones son comunes en aguas australianas, aunque la nación ha promediado apenas poco más de un ataque fatal por año en las últimas cinco décadas.