EEUU: Cierre de gobierno afecta labores de sanidad

El cierre parcial del gobierno ha mermado o interrumpido los esfuerzos federales para proteger la salud y seguridad de los estadounidenses, desde las investigaciones sobre la causa de accidentes de transporte y de trabajo hasta el seguimiento a los casos de gripe.

El ejemplo más reciente es la investigación de un brote de salmonela en pollo que ha provocado que se enfermen casi 270 personas en 18 estados.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han levantado la suspensión a cierta parte de su personal que se encontraba bajo licencia con el fin de lidiar con el brote.

Dado que los empleados federales están inactivos, los estados han tenido que hacerse cargo de gran parte de las labores paralizadas por el cierre gubernamental que comenzó el 1 de octubre.

En el caso de la seguridad de los alimentos, los laboratorios estatales están investigando enfermedades que se transmiten en la comida y comunicándose entre sí para determinar si los brotes se han extendido.

Antes del martes, los CDC sólo tenían un puñado de científicos trabajando en la detección de brotes de enfermedades, lo que obstaculiza su habilidad para rastrear dolencias que pudieran ser letales.

El doctor Christopher Braden, jefe de la división de los CDC que investiga las enfermedades derivadas de los alimentos, dijo que la agencia podrá vigilar mejor el brote de salmonela con el personal que fue convocado a trabajar. Pero la oficina está monitoreando más de 30 brotes, a pesar de que la burocracia federal se ha visto afectada por la segunda semana de paralización de labores en el gobierno.

"Hay trabajo pendiente y el equipo tendrá que trabajar con diligencia y largas horas para tratar de superar eso", indicó Braden. "Es posible que encontremos algo que estemos olvidando y cuando ese sea el caso, es más difícil comenzar a investigar tarde que temprano".

Los CDC no son la única agencia que protege la salud y seguridad que ha quedado paralizada. El cierre del gobierno ha obligado a la Administración de Seguridad y Salud en Minas a detener sus inspecciones regulares en todas las minas del país y que realiza cada tres meses.

La ausencia de inspecciones está bajo escrutinio después que tres mineros murieran en diferentes incidentes en tres días consecutivos la semana pasada.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte sólo está investigando accidentes si las autoridades consideran que haya vidas o propiedades en peligro.

La Administración de Alimentos y Medicinas también suspendió las inspecciones de rutina a las instalaciones de alimentos en Estados Unidos y el extranjero. Y aunque las importaciones de alimentos se siguen inspeccionando en las fronteras, cualquier muestra que se necesite analizar quedará pendiente porque hay menos científicos para examinarla.

___

Los periodistas de The Associated Press Sam Hananel, Lauran Neergaard y Mike Stobbe en Atlanta colaboraron con este despacho.

___

Mary Clare Jalonick está en Twitter como: http://twitter.com/mcjalonick