275 muertos en barco hundido con inmigrantes

Los buzos extrajeron el martes los cadáveres de más inmigrantes de los restos de un barco de contrabandistas humanos que se hundió frente a la isla de Lampedusa, con lo que la cifra de muertos asciende a 275.

El comandante de la Guardia Costera, Filippo Marini, dijo que se encontraron 43 cadáveres dentro del casco, y otro fue divisado por un helicóptero flotando cerca de los restos, antes de que la operación se suspendiera por falta de luz.

Solo 155 inmigrantes, en su enorme mayoría de Eritrea, sobrevivieron el naufragio. Los sobrevivientes dijeron que había unas 500 personas a bordo de la embarcación cuando se hundió.

Un número desproporcionado de los muertos son mujeres: hasta ahora se hallaron los cadáveres de 81 mujeres mientras solo seis de los sobrevivientes lo son. Ocho de los muertos son niños.

"En el interior estamos encontrando más mujeres que hombres", dijo Gianni Dessi, oficial de la Guardia Costera que coordina la operación de rescate, a Sky TG24.

Agregó que la escena dentro del casco del barco hundido es dura para los buzos, pero que "mantener la sangre fría es la cualidad que facilita la operación".

Los sobrevivientes ayudan a identificar los cadáveres, principalmente por medio de fotografías. En algunos casos, los buzos han encontrado documentos.

El naufragio del jueves registra una de las mayores cifras de muertos en desastres marítimos de inmigrantes en el Mediterráneo. Organizaciones humanitarias han tenido informes de grandes números de inmigrantes perdidos en el mar, incluso una embarcación con 300 personas a bordo que desapareció en el 2011, pero los cadáveres en esos casos nunca han sido hallados.

Asimismo el martes, las autoridades de Agrigento, Sicilia, dijeron haber detenido a un tunecino de 35 años que se supone fue capitán del barco. El detenido enfrenta cargos de inmigración ilegal y numerosos cargos de homicidio.

Decenas de miles de inmigrantes de Africa y Oriente Medio tratan de cruzar el Mediterráneo cada año en busca de una vida mejor en Europa. Cientos de ellos mueren en el intento.