FMI: Latinoamérica crecerá solo 2,7% en 2013

El Fondo Monetario Internacional redujo a 2,7% su proyección de crecimiento en América Latina y el Caribe durante 2013 debido al impacto causado por una infraestructura insuficiente, una caída en los precios de las materias primas y un endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

Olivier Blanchard, director de investigación del FMI, resumió la situación global en una conferencia de prensa el martes y dijo que "hay dos evoluciones": una recuperación de las economías avanzadas y una "desaceleración en los mercados emergentes, que aún van rápido. Si adoptan las reformas estructurales que intentan adoptar, deberían poder continuar".

Muchas economías emergentes se han visto perjudicadas por la salida de importantes capitales privados ante las expectativas de que la Reserva Federal estadounidense pronto comience a reducir su adquisición de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales, política con la que las autoridades estadounidenses decidieron estimular el crecimiento económico tras la brutal recesión del 2008.

El organismo financiero difundió el martes su proyección del segundo semestre de 2013 sobre el crecimiento económico global. Proyectó que la región latinoamericana repuntará en 2014 su ritmo de crecimiento alcanzando un 3,1%. La tasa de crecimiento en 2012 fue del 3%.

Cuando presentó en abril su pronóstico del primer semestre, el FMI esperaba que la región creciera 3,4% en 2013 y 3,9% en 2014.

La actual proyección mantiene a América Latina y el Caribe este año con una tasa de crecimiento superior al 1,2% de las economías desarrolladas, incluyendo al 1,6% de Estados Unidos y al decrecimiento de -0,4% en la zona euro.

Sin embargo, la desaceleración en América Latina y otros mercados emergentes llevó al FMI a reducir su expectativa de crecimiento global a 2,9% este año y 3,6% en 2014. La proyección queda, 0,2% por debajo de las anunciadas en julio.

Paraguay es el país del continente que crecerá más rápido este año con un astronómico 12%, aunque se moderará bruscamente al crecer 4,4% en 2014.

Luego le siguen Perú (5,4, Chile (4,4%) y Ecuador (4%).

Thomas Helbling, jefe del departamento de investigación del FMI, indicó que pese a la leve desaceleración experimentada por Perú, describió a su tasa de crecimiento actual como "muy favorable en términos históricos".

Además agregó que las materias primas más exportadas por Perú tienen espacio para crecimiento en la producción e inversión.

El FMI estima que Brasil, cuya economía crecerá 2,5%, ganará competitividad externa gracias a su reciente devaluación pero podría sufrir un debilitamiento de sus ingresos reales y el consumo por el incremento en su inflación (5,4% en 2012 a 6,3% este año).

Helbling señaló que la desaceleración lograda por el Banco Central brasileño en 2011 por miedo a sobrecalentamiento fue "tal vez excesiva", pero destacó que Brasil se ha recuperado con relativa facilidad tras la crisis global del 2008.

"No ha sido un viaje fácil, pero los ingredientes para mantener a la economía lo más estable posible están allí", agregó.

México crecerá este año apenas 1,2% --tras alcanzar 3,6% el año pasado-- pero vislumbra llegar al 3% en 2014 gracias un incremento en la actividad industrial impulsado por una mayor demanda estadounidense, mayor gasto público y algunas reformas estructurales.

Helbling atribuyó la caída de crecimiento en México a problemas con firmas del sector de la construcción y a un gasto público menor al esperado, pero consideró que son obstáculos pasajeros que permitirán retomar pronto una tasa de crecimiento más elevada.

También expresó su expectativa de que México logre aplicar reformas estructurales, especialmente la del sector petrolero y gasífero, para que generen aún más crecimiento.

"Hay esperanza de que estas reformas se implementarán y generen crecimiento", indicó.

Venezuela presenta además la expectativa inflacionaria más elevada del continente para 2013 y 2014 con 38%, y la segunda tasa de desempleo más elevada del hemisferio (9,2 superada solamente por Colombia (10,3%), que este año crecerá a un 3,7%.

El FMI atribuyó principalmente a cosechas exitosas el crecimiento del 3,5% logrado este año por la economía argentina, y advirtió que la economía permanece restringida por el control del tipo de cambio y otras trabas administrativas.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo