Corte Suprema verá contribuciones de campaña

La Corte Suprema estudia una impugnación al límite a las contribuciones de campaña por parte de los mayores donantes individuales.

El caso que se ventilará el martes en el alto tribunal es una prueba de la disposición de los magistrados a modificar las leyes de financiación de campañas políticas desde que la decisión de Citizens United en 2010 eliminó las restricciones a las contribuciones de empresas y sindicatos.

Los partidarios de la ley de financiación de campañas políticas dicen que el caso es una amenaza al límite impuesto por el Congreso en 1974, a raíz de los abusos del caso Watergate.

El activista republicano Shaun McCutcheon, de Hoover, Alabama, el Partido Republicano nacional y el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, han pedido al tribunal que derogue el límite general a lo que los donantes pueden dar en un ciclo de elecciones federales de 2 años. El total es 123.200 dólares, que incluye un límite separado de 48.600 dólares en contribuciones a candidatos para 2013 y 2014.

El límite a las contribuciones individuales a cualquier candidato al Congreso en cualquier elección es en estos momentos de 2.600 dólares, no está incluido en este caso.

McCutcheon, propietario de Coalmont Electrical Development Corp., en McCalla, Alabama, dijo que gastará unos cuantos cientos de miles de dólares en este ciclo electoral, que incluye grandes donaciones a los llamados comités de acción política, que no están afiliados con candidatos.

En 2011 y 2012 McCutcheon donó la simbólicamente significativa cifra de 1,776 dólares (1776 fue el año de la independencia de Estados Unidos) a 15 candidatos al Congreso y quería donar la misma cantidad a otros 12, pero ello lo hubiera hecho infringir el límite.

"Es un caso muy importante sobre el derecho de que uno done dinero como le parezca", dijo.

El abogado del gobierno federal, Donald Verrilli Jr., dijo al tribunal que los donantes "tienen el potencial de entregar cantidades masivas de dinero a sus candidatos favoritos" en ausencia de un límite general. Un donante que entregara el máximo permitido a todos los candidatos al Congreso, partido político y comité de acción política, dijo, excedería 3 millones en contribuciones en un solo ciclo electoral.

Los demandantes han pedido al tribunal que tome un enfoque más amplio que meramente derogar esos límites. McConnell lidera la carga en exhortar a los magistrados a eliminar su práctica de casi 40 años de evaluar los límites a las contribuciones con menos escepticismo que las restricciones a los gastos.

El nivel diferente de escrutinio ha permitido al tribunal confirmar la mayoría de los límites a las contribuciones, debido al potencial de corrupción de las grandes contribuciones directas a los candidatos. Al mismo tiempo, el tribunal ha fallado que los gastos independientes no significan el mismo riesgo de corrupción y ha aplicado un mayor nivel de escrutinio a las leyes que tienen por fin limitar los gastos.

Si el alto tribunal eliminara la distinción entre contribuciones y gastos, incluso el límite de 2.600 dólares por elección a cualquier candidato al Congreso se vería amenazado, dijo Fred Wertheimer, quien desde hace mucho apoya leyes de financiación de campañas políticas más estrictas.