Dolphins, de buen inicio a mala racha

Incluso en la época de gloria de Dan Marino, cuando los corredores de Miami prácticamente no hacían sino participar en jugadas de engaño, los Dolphins tenían un ataque terrestre más prolífico que el de 2013.

Los Dolphins están en camino de romper el récord de la franquicia, establecido hace un cuarto de siglo, de menos yardas por tierra en una campaña. Con apenas 22 en la derrota del domingo ante Baltimore, Miami aumentó su total de la campaña a 348 o 69,6 por encuentro.

Ésa no es una receta para el éxito, ni siquiera en la NFL actual, donde reina el pase. Los Dolphins (3-2) llegan a su semana de descanso metidos en una racha de dos derrotas consecutivas. Ryan Tannehill ha sido capturado 24 veces, la mayor cifra en la NFL, en parte porque las defensivas contrarias no se preocupan en absoluto por el ataque terrestre de Miami.

"Queremos tener la capacidad de acarrear el balón", dijo Tannehill. "No queremos ser unidimensionales. Es algo en lo que seguiremos trabajando y ojalá mejoremos en las próximas semanas".

Hasta ahora, los Dolphins son menos productivos por tierra que el equipo de 1988, que tuvo una foja de 6-10, la única campaña perdedora en la era Marino.