CORRECCIÓN BC-AMN-GEN EEUU-VENEZUELA SENADO

En el despacho BC-AMN-GEN EEUU-VENEZUELA SENADO del pasado cuatro de octubre, The Associated Press erróneamente reportó que el senado de Estados Unidos le solicitó a la Organización de Estados Americanos, OEA, un reporte detallado sobre las irregularidades presuntamente ocurridas en las elecciones presidenciales de 14 de abril.

A continuación encontrará una versión corregida de ese despacho:

El Senado estadounidense aprobó por consenso el viernes una resolución que rechaza lo que califica como intimidación gubernamental contra la oposición en Venezuela y describe como "violencia inexcusable" los incidentes violentos ocurridos en abril en el interior de la Asamblea Nacional del país sudamericano.

El Senado aprobó sin voto ni debate la resolución, que había sido aprobada de igual manera el lunes por la comisión de Asuntos Exteriores escasas horas después de que Caracas anunciara la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses, a los que acusó de reunirse con opositores para realizar supuestas actividades de conspiración.

Washington rechazó las acusaciones y respondió expulsando a tres diplomáticos venezolanos.

The Associated Press solicitó a la embajada venezolana un comentario, sin obtener respuesta.

Los patrocinadores de la resolución son los demócratas Bob Menéndez (Nueva Jersey), Bill Nelson (Florida), Tim Kaine (Virginia) y Mark Udall (Colorado), y los republicanos Marco Rubio (Florida), John McCain (Arizona) y Mark Kirk (Illinois).

Esta resolución del Senado estadounidense sigue a otras similares adoptada por el Senado chileno y por el Congreso peruano.

El proyecto de resolución fue presentado en el Senado dos meses después de que la dirigente opositora venezolana María Corina Machado visitó la capital estadounidense y exhortó al Congreso a pronunciarse en contra de Maduro porque considera su triunfo del 14 de abril como fraudulento y debilitador de las instituciones democráticas.

El 30 de abril Machado sufrió fractura en la nariz y varios diputados quedaron con evidentes golpes luego de los desórdenes protagonizados por diputados en el Congreso.

El candidato opositor Henrique Capriles perdió las elecciones presidenciales por menos de 250.000 votos y las impugnó alegando fraude ante el Tribunal Supremo, que desechó la denuncia.

La coalición opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática solicitó el mes pasado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que declare nulos los comicios presidenciales del 14 de abril.

Maduro ordenó en marzo de 2013 el retiro de dos agregados militares estadounidenses que fueron acusados de tratar de establecer contacto con oficiales activos venezolanos para, presuntamente, adelantar planes de desestabilización del gobierno del país.

Venezuela y Estados Unidos han mantenido tirantes relaciones y, desde 2010, ambos países están sin embajadores.

Sin embargo, las frecuentes fricciones no han afectado los estrechos lazos comerciales que tienen ambos países, especialmente en el área petrolera.