Maduro reacciona ante resolución de Senado de EEUU

El presidente Nicolás Maduro reaccionó el sábado frente a una resolución del Senado estadounidense que calificó como intimidación del gobierno venezolano hacia los opositores y pidió a los estadounidenses no meterse con Venezuela.

"Ellos se la pasan diciendo que Venezuela está quebrada, quien está quebrado es el gobierno de Estados Unidos que mandó pa' su casa a (casi) un millón de trabajadores sin pagarle ni medio (nada), (pero) ellos en vez de preocuparse por la espantosa crisis social, financiera, económica que tiene Estados Unidos se la pasan metiendo sus narices en los asuntos del mundo entero", dijo Maduro en un discurso televisado a la nación en cadena de radio y televisión.

"Yo quiero repudiar este comunicado insolente de los vagos del Senado estadounidense. Vagos, dedíquense a trabajar para que el pueblo de Estados Unidos pueda cobrar su sueldo, tenga derecho al trabajo, derecho a la vivienda, a la educación, y no se metan más con Venezuela", aseveró.

En la víspera, el Senado aprobó por consenso, sin voto ni debate, la resolución, que había sido aprobada de igual manera el lunes pasado por la comisión de Asuntos Exteriores escasas horas después de que Caracas anunciara la expulsión de tres diplomáticos estadounidenses, a los que acusó de reunirse con opositores para realizar supuestas actividades de conspiración.

Washington rechazó esas acusaciones y respondió expulsando a tres diplomáticos venezolanos.

Los patrocinadores de la resolución fueron los demócratas Bob Menéndez (Nueva Jersey), Bill Nelson (Florida), Tim Kaine (Virginia) y Mark Udall (Colorado), y los republicanos Marco Rubio (Florida), John McCain (Arizona) y Mark Kirk (Illinois).

Maduro expresó que "todos son enemigos de América, puros antibolivarianos", en alusión al prócer Simón Bolívar.

Venezuela y Estados Unidos han mantenido tirantes relaciones y, desde 2010, ambos países están sin embajadores.

Sin embargo, las frecuentes fricciones no han afectado los estrechos lazos comerciales que tienen ambos países, especialmente en el área petrolera.