Luisiana se prepara para llegada de tormenta Karen

La tormenta tropical Karen se degradó a depresión tropical la noche del sábado y se mantiene estacionada frente a la costa de Luisiana, aunque aún amenazaba con llevar lluvia y vientos fuertes a zonas bajas vulnerables.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) dijo que el meteoro estaba estacionado, pero que todavía se esperaba que se moviera a través o cerca de la costa sureste de Luisiana a última hora del sábado o la madrugada del domingo, para dirigirse al este y perder fuerza. Karen pasó el día estacionada o moviéndose lentamente.

"Vamos a tener vientos de 56 a 72 kph (35 a 45 mph) que comenzarán probablemente mañana en la mañana", dijo la tarde del sábado David Camardelle, alcalde de la isla de barrera Grand Isle.

El poblado, ubicado aproximadamente 96 kilómetros (60 millas) al sur de Nueva Orleáns, permaneció bajo orden de evacuación ante preocupaciones de que el único camino a tierra continental pudiera inundarse.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, suspendió las advertencias de tormenta tropical a lo largo de gran parte de la costa del golfo, incluida la zona metropolitana de Nueva Orleáns, pero una porción del sureste de Luisiana permaneció bajo tal advertencia.

Karen registraba vientos máximos sostenidos de 56 kph (35 mph), lo que la convierte en una depresión tropical. Se encontraba aproximadamente 273 km (170 millas) al oeste-suroeste de la desembocadura del río Misisipi a las 7 p.m. Se pronosticó que avanzaría el domingo con dirección norte y luego hacia el este.

El SMN dijo que eran posibles marejadas por tormenta de entre 30 y 90 centímetros (uno a tres pies) a lo largo de la costa en el sureste de Luisiana y Misisipi, con acumulación de lluvia de hasta 76 milímetros (tres pulgadas) --con 152 mm en algunas áreas aisladas_, junto con varios puntos a los largo de la costa del Golfo de México.