Mundial: Ecuador-Uruguay, una final para ambos

El partido entre Ecuador y Uruguay, en la penúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas para el mundial de Brasil, será una verdadera final para los dos equipos, que marchan en la cuarta posición de la tabla.

Ambos combinados tienen previsto enfrentarse el 11 de octubre en el estadio Atahualpa de la capital ecuatoriana, donde el cotejo tendrá varios ingredientes que le darán un ambiente especial: los dos equipos tienen 22 puntos, marchan en la cuarta posición de la tabla y se disputan el último cupo directo al mundial. El quinto sudamericano tiene que someterse a un repechaje.

"Es una final para ambos, en estas instancias de las eliminatorias somos rivales complicados, difíciles", consideró el volante ecuatoriano Luis Fernando Saritama, en una rueda de prensa. "Siento que el partido con Uruguay sin duda es una final y sin duda los jugadores de Uruguay deben pensar así".

En el encuentro ante los uruguayos, los ecuatorianos también quieren reivindicarse ante su afición debido a que no han logrado ganar un partido desde hace cuatro fechas y han tenido que conformarse con dos empates, con Argentina en Quito y con Bolivia en la Paz, así dos derrotas, con Perú en Lima y con Colombia en Barranquilla.

"La presión debemos admitirla, manejarla es parte del juego y en el campo de juego vamos a cumplir nuestro objetivo", argumentó Saritama.

El defensa Juan Carlos Paredes aseguró que la delantera de Uruguay es "potente, rápida, ofensiva, pero asimismo tomemos en cuenta que nuestra selección tiene buenos jugadores, en lo personal creo que haré lo necesario para mejorar y estar concentrado en la marca".

El defensa del Emelec, Gabriel Achilier, se convirtió en la primera baja del equipo ecuatoriano. Había llegado al plantel con una lesión en su pierna, pero tras las primeras evaluaciones los médicos determinaron que no podía recuperarse a tiempo. Será reemplazado por Luis Checa de Deportivo Quito.

Ecuador busca clasificar a su tercer mundial. Antes lo hizo en el 2002 al de Japón y Corea, y en el 2006 al de Alemania, también de la mano de técnicos colombianos --Hernán Darío Gómez en el primer caso y Luis Fernando Suárez, en el segundo.

El también colombiano y actual técnico de los ecuatorianos, Reinaldo Rueda, había dicho el jueves que "este será el partido más importante de mi vida, porque la meta es clasificarnos al mundial. De lograrlo, será algo importantísimo en lo personal, del grupo, del periodismo, de todos".

Añadió que "cualquier cosa puede pasar, ojalá tengamos una buena tarde, hacer un buen juego y quedarnos con los tres puntos".

En la fecha final de las eliminatorias, Ecuador debe enfrentar a Chile en Santiago, mientras que Uruguay recibirá en Montevideo a Argentina.