Internet alienta meta peligrosa de adelgazamiento

Expertos en trastornos de la alimentación temen una tendencia alentada por el internet, en la cual adolescentes y mujeres jóvenes pierden peso en busca de una meta esquiva y posiblemente peligrosa: volverse tan delgadas que sus muslos no se rozan incluso cuando tienen los pies juntos.

Los especialistas dicen que lograr la llamada brecha entre muslos es algo arriesgado y prácticamente imposible. Pero algunas modelos excepcionalmente flacas muestran esa separación, que innumerables páginas de Tumblr, blogs y otras redes sociales elogian como algo bello.

"El tema de enfocarse en determinada parte del cuerpo es muy común", dijo Claire Mysko, que sigue los medios impresos y digitales dirigidos a los adolescentes para la National Eating Disorders Association (Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación). "Lo nuevo es que estos temas adquieren una vida propia debido al internet y las redes sociales".

En la amplia mayoría de la gente, cuando se juntan los pies también se unen los muslos. Un pequeño porcentaje de la gente tiene muslos tan delgados que no se juntan: ésa es la "brecha entre muslos".

Varios estudios refieren la importancia de la presión que ejercen los pares a través de las redes en los trastornos alimentarios. Un estudio realizado en 2011 por la Universidad de Haifa, Israel, halló que cuanto mayor es el tiempo que dedican las adolescentes al Facebook, mayor es la probabilidad de que adquieran una imagen negativa de su cuerpo y un trastorno alimentario.

"La intromisión y la presencia de las redes sociales en nuestras vidas realmente dificulta las cosas", dijo Nancy Albus, gerente de Castlewood, un instituto de terapia en Saint Louis especializado en trastornos de la alimentación. "Lo que destaca a la brecha entre los muslos es que impone una meta visual a alcanzar, un criterio visual para determinar si tu cuerpo está o no está altura de lo que se espera".

La doctora Vonda Wright, cirujana ortopédica y especialista en fitness, dijo que el espacio entre las piernas depende principalmente de la genética. No basta ser extraordinariamente delgado: para tener la brecha hay que tener caderas anchas, dijo.

Los expertos dicen que es imposible saber si la búsqueda de la separación entre los muslos ha causado alguna muerte o cuántos trastornos alimenticios se deben al fenómeno. Pero según Mysko, los expertos creen que "la visualización de imágenes online de los patrones de belleza extrema y el impulso a compararse con ellos sí acrecienta el riesgo de adquirir trastornos alimenticios".