Rebeldes sirios chocan entre sí en norte y este

Combatientes de al-Qaida se enfrentaron con rebeldes vinculados con la oposición moderada y milicianos kurdos en pueblos sirios a lo largo de la frontera con Turquía el viernes, en choques que dejaron al menos 19 muertos, dijeron activistas.

Los choques son parte de un brote de enfrentamientos internos entre los grupos rebeldes que se oponen al régimen del presidente Bashar Assad por el control de importantes áreas fronterizas. Los extremistas islámicos y los rebeldes más moderados se están enfrascando en lo que se ha vuelto una guerra dentro de una guerra en el norte y el oriente de Siria, con centenares de muertos en ambas partes.

Turquía ha sido un firme respaldo de los rebeldes que buscan derrocar a Assad, y ha permitido un flujo de armamento, hombres y suministros por los cruces fronterizos hacia Siria.

En una entrevista con la televisora privada turca Halk, Assad dijo que Turquía pagará un "alto precio" por permitir que combatientes extranjeros ingresen a Siria desde su territorio. "Tú no puedes esconder a terroristas en el bolsillo. Ellos son como el escorpión, que eventualmente te pica", añadió.

La entrevista, transmitida el jueves, fue la más reciente por el presidente sirio a la prensa extranjera como parte de una ofensiva de relaciones públicas luego de un acuerdo auspiciado por Rusia que evitó la amenaza de un ataque aéreo estadounidense en represalia por un ataque con armas químicas perpetrado en agosto y que mató a centenares de personas en un suburbio de Damasco.

Assad dijo que era demasiado pronto para decir si va a presentarse a reelección el próximo año, pero indicó que se abstendría de buscar un tercer término, si siente que así lo quiere la mayoría de los sirios. Dijo que "el panorama estará más claro" en los próximos cuatro o cinco meses porque Siria está sufriendo cambios muy "rápidos" en el terreno.

Assad ha sido presidente desde el año 2000, cuando sucedió a su padre Hafez Assad, quien gobernó al país por tres décadas.

___

El periodista de la AP Diaa Hadid en Beirut contribuyó a esta historia.