FARC critican a presidente del congreso colombiano

Las FARC criticaron el viernes al presidente del congreso y senado de Colombia, Juan Fernando Cristo, quien cuestionó las visitas de legisladores y dirigentes políticos a La Habana para reunirse con los rebeldes en el marco del diálogo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia consideran como "interferencias a la paz" unas declaraciones de Cristo en contra de Alvaro Leyva, un dirigente político colombiano con décadas de contactos con las FARC en busca de un posible acuerdo de paz, y quien ha estado en la capital cubana.

Rodrigo Granda, alias Ricardo Téllez, leyó un comunicado de la organización rebelde en que señaló en referencia a Cristo que "según su imaginación, (los líderes políticos) estarían yendo de 'turismo' a La Habana para hablar con las FARC".

El presidente de la legislatura declaró hace dos días que había mucha gente viajando a La Habana sin permiso del gobierno a reunirse con las FARC y que esas visitas, como las de Leyva, no se sabía que consecuencias podrían tener en las negociaciones de paz.

La lectura del comunicado de Granda el viernes fue poco antes de una nueva sesión de trabajo de las negociaciones de paz de la guerrilla con el gobierno de Santos que se realizan en La Habana.

El vocero rebelde lamentó que precisamente en el momento en que en la mesa se habla de la participación política, "se insiste en amenazar con la judicialización a quienes asumiendo el derecho y el deber de obligatorio cumplimiento, que es la lucha por la paz, decidan trasladarse a La Habana a aportar sus ideas en pro de la reconciliación nacional". Granda no accedió a revelar los nombres de otros políticos o funcionarios que habrían viajado a La Habana para conversar con ellos.

Y en el comunicado, recordó que de acuerdo con declaraciones de Eduardo Montealegre, Fiscal General de Colombia, "no es un delito acudir a La Habana sin permiso del Presidente de la República, no es un delito tampoco que un funcionario acuda a La Habana a tener conversaciones sobre temas de paz con la guerrilla de las FARC o con el ELN (Ejército de Liberación Nacional) en el lugar donde estén..."

La guerrilla desde hace varias semanas ha demandado que se agilice el proceso para recibir a congresistas, y representantes de organizaciones sociales y políticas.

Con el aval de Cuba, Noruega, Venezuela y Chile, el diálogo de paz se inició primero en Oslo 2012 para luego trasladarse a La Habana desde fines de 2012. No hay una fecha fija para su conclusión.

Las FARC son la guerrilla activa más antigua del continente y según algunos analistas cuenta con unos 9.000 miembros en armas.

--

La periodista Vivian Sequera en Bogotá, contribuyó con este despacho.