Ausencia de Obama en Asia impulsa a China

El presidente estadounidense Barack Obama canceló una gira por Asia en momentos en que su homólogo de China es agasajado en las capitales de la región, previo a cumbres donde la ausencia de Estados Unidos le dará al gigante asiático la oportunidad de brillar e incrementar su influencia.

La cancelación del viaje de Obama como consecuencia del cierre parcial del gobierno también socavará la estrategia del mandatario en Asia, en la que Estados Unidos ha tratado de enfocarse en construir vínculos económicos con el continente e impulsar su presencia de seguridad en la región.

Pero con la política exterior de Washington todavía dominada por el turbulento Oriente Medio, han surgido interrogantes sobre el compromiso de Obama con Asia. Mientras tanto, el nuevo líder chino Xi Jinping ha realizado visitas a Indonesia y Malasia a fin de mejorar la imagen de Beijing al tiempo que su postura agresiva en cuestiones territoriales ha creado tensiones con algunas naciones del área.

"Demuestra que China tiene un gobierno funcional y que Estados Unidos no lo tiene en este momento", destacó Kerry Brown, un experto en China de la Universidad de Sydney. "Se trata de otra señal de que Estados Unidos de alguna manera está perdiendo su brillo, está perdiendo su estatura".

La Casa Blanca anunció el jueves que Obama canceló su viaje a Asia debido al cierre parcial del gobierno, después de haber acortado su gira inicial de cuatro países a dos. La residencia presidencial esperaba que Obama pudiese asistir a las dos cumbres económicas en Indonesia y Brunei, pero el mandatario decidió abstenerse de realizar el viaje por completo y quedarse en Washington para trabajar en la reapertura del gobierno.

En Asia, Xi ya se había posicionado para llenar el espacio que quedó vacante. Una semana antes en Indonesia, los legisladores le aplaudieron al ser el primer líder extranjero en hablar en su Parlamento, donde hizo una exhortación para una mayor cooperación que inició con un saludo informal en bahasa, el idioma indonesio, una inusual exhibición de habilidad oratoria para un líder chino.

A continuación, Xi viajó a Malasia, donde él y su fotogénica primera dama se reunieron con el primer ministro Najib Razak y tuvieron el viernes un recibimiento ceremonial en el Parlamento que incluyó una guardia de honor y una salva de 21 cañonazos.

Hasta hace unos días, el gobierno malasio se preparaba para darle el recibimiento a un presidente estadounidense desde que Lyndon B. Johnson visitó la nación en 1966.

Mientras que otras naciones enviarán a sus presidentes o a sus primeros ministros a los foros económicos, Washington mandará ahora a su secretario de Estado, John Kerry, a fin de que represente a Obama. Kerry también visitará Malasia y las Filipinas.

Los expertos en relaciones internacionales en Asia han dicho que la cancelación mostraba un debilitamiento del liderazgo mundial de Estados Unidos, en momentos en que Washington se ve obligado a centrar sus esfuerzos en sus espinosos problemas nacionales.

___

Los periodistas de The Associated Press, Sean Yoong en Kuala Lumpur, Jim Gómez y Hrvoje Hranjski en Manila, Mari Yamaguchi y Ken Moritsugu en Tokio, Margie Mason en Yakarta, Indonesia, y Niniek Karmini en Bali, Indonesia, contribuyeron a este despacho.