Derriban 7 torres eléctricas en Colombia

Las autoridades atribuyeron el viernes a la guerrilla de las FARC el derrumbe de siete torres de tendidos eléctricos lo que provocó que la importante población portuaria de Tumaco quedara sin el fluido y se espera que sólo en tres días pueda recuperarlo.

Unidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, colocaron pequeñas minas artesanales explosivas en cuatro torres el martes y en otras tres torres la madrugada del miércoles, todas ubicadas a lo largo del sector de la costa del Pacífico y al este de Tumaco, ubicado en el departamento de Nariño y a unos 570 kilómetros al suroeste de Bogotá, según el coronel Edison Laguna, comandante de la policía en Nariño.

El oficial dijo vía telefónica que unidades del Ejército ya están en la zona de las torres asegurándose que no haya más minas y así puedan entrar los técnicos a repararlas. "Hay un estimativo que después de que estén los técnicos en las zonas afectadas serían unos tres días para reparar los daños", indicó Laguna.

Tumaco, con 102.000 habitantes en su casco urbano y unos 88.000 moradores de la zona rural, "está totalmente sin energía...pero agua sí tenemos" porque el acueducto de la zona tiene sus propias plantas eléctricas, indicó en diálogo telefónico el alcalde de Tumaco, Víctor Gallo. Indicó que debido a que generalmente los rebeldes dejan minas en la zona, las reparaciones se demoran por parte de la empresa mixta Centrales Eléctricas de Nariño S.A. que son las responsables de las torres.

De acuerdo con el alcalde, en agosto del 2012 Tumaco, una empobrecida región donde hay presencia tanto de guerrillas como de narcotraficantes debido a su ubicación clave como puerto en la costa del Pacífico, estuvo 17 días seguidos sin luz debido a que insurgentes de esa guerrilla derrumbaron cuatro torres y dejaron sembradas alrededor minas "quiebra pata" o minas antipersona de fabricación artesanal.