España: 53 condenados en mega caso de corrupción

La justicia española condenó el viernes a 53 personas entre políticos, abogados y empresarios y absolvió a otros 42 procesados, en una sentencia de 5.000 folios que puso fin al mayor juicio contra la corrupción política de la era democrática española.

El llamado caso "Malaya" desenmascaró el saqueo de las arcas municipales de Marbella, en la región sur de Andalucía, durante una década y el establecimiento de una organización criminal en la que cargos públicos y empresarios se repartían comisiones ilegales en dinero bajo la mesa para la licitación y construcción de obras públicas, que posteriormente blanqueaban.

Las penas impuestas por el tribunal que ha juzgado el caso durante dos años y casi 200 sesiones de vista oral fueron sensiblemente inferiores a las pedidas por la fiscalía.

El presunto cerebro de la trama, el ex gerente de urbanismo de la ciudad, Juan Antonio Roca, fue condenado a 11 años de prisión y una multa de 240 millones de euros (320 millones de dólares) por los delitos de blanqueo de capitales, cohecho, fraude y prevaricación. La fiscalía pedía 30 años de cárcel.

Cuando fue detenido en 2006, Roca era uno de los hombres más ricos de España. Su patrimonio abarcaba desde fincas hasta ganaderías de toros bravos, caballos pura sangre, artículos de lujo y obras de arte.

Otros nombres propios de la sentencia fueron los ex alcaldes de Marbella, Julián Muñoz, condenado a dos años de cárcel, y Marisol Yagüe, sentenciada a seis años.

Los hechos juzgados se remontan a 1991, cuando el ex presidente del Atlético de Madrid Jesús Gil asumió la alcaldía de Marbella. Gil falleció en 2004.

Durante esos años como responsable de urbanismo, Roca medió entre ediles y empresarios cobrando sobornos para pagar favores urbanísticos con los que muchos ahora sentenciados amasaron una inmensa fortuna.