Autorizan explotar crudo en parque amazonia

El pleno de la Asamblea ecuatoriana dio el jueves autorización para extraer crudo del parque nacional Yasuní, en medio de la amazonia, en una prístina zona declarada por la UNESCO como reserva mundial de la biosfera.

En ese organismo, donde el partido de gobierno Alianza País suma 100 de los 137 asambleístas, los legisladores declararon de interés nacional la explotación en el Parque Yasuní.

Tras el segundo y definitivo debate, que duró más de 10 horas, la votación final terminó con 108 votos a favor de la propuesta del presidente Rafael Correa para explotar crudo en esa zona, 25 en contra y cuatro ausencias.

Con esta decisión, el gobierno completa el proceso previo para empezar la explotación en los bloques petroleros 31 y 43. Asegura que de acuerdo con el plan previsto se utilizará la mejor tecnología disponible para proteger el ambiente y se explotará solo en el uno por mil del territorio total de casi un millón de hectáreas que tiene ese parque, en donde viven dos pueblos no contactados: los tagaeri y los taromenane.

De no tropezar con obstáculos los primeros barriles podrían ser producidos en cerca de tres años.

El mandatario ecuatoriano decidió a inicios de agosto poner fin al mayor proyecto ambiental del país, que consistía en dejar bajo tierra en el Yasuní 846 millones de barriles de petróleo a cambio de donaciones internacionales por 3.600 millones de dólares. La iniciativa captó 13,3 millones de dólares en efectivo en seis años.

El Yasuní fue declarado reserva mundial de la biosfera en 1989 por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en atención a su gran diversidad de animales y plantas.

Organizaciones de indígenas, campesinos y estudiantes, entre otras, quieren forzar una consulta popular para que los ecuatorianos decidan si quieren explotar o conservar el petróleo en el Yasuní, para lo que deben recoger y validar cerca de 600.000 firmas.