Tesoro de EEUU advierte daños por impago de deuda

La economía podría sufrir una caída peor que la Gran Recesión si el Congreso no aumenta el límite de endeudamiento federal y el país no cumple sus obligaciones de pago de débito, dijo el jueves el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Un incumplimiento de pagos podría causar que se congelen los mercados crediticios de la nación, que se desplome el valor del dólar y que asciendan vertiginosamente las tasa de interés estadounidenses, según el reporte del Tesoro.

Funcionarios del Departamento del Tesoro esperan que al presentar las consecuencias potenciales sean capaces de presionar a que actúe el Congreso. El secretario del Tesoro Jacob Lew ha dicho que utilizará las medidas extraordinarias a su disposición para evitar exceder el tope de endeudamiento el 17 de octubre. Después de eso, el gobierno tendrá a la mano aproximadamente 30.000 millones de dólares.

El reporte consideró las alteraciones ocasionadas a los mercados financieros durante un impase similar entre el gobierno y el Congreso sobre incrementar el límite de endeudamiento; luego hizo proyecciones sobre qué ocurriría si hubiera ciertamente un incumplimiento de pagos.

En agosto de 2011, el Congreso eventualmente incrementó el límite de endeudamiento de la nación antes de que ocurriera un incumplimiento de pagos, pero sólo después de un prolongado debate. El enfrascamiento político que casi llevó a un incumplimiento de obligaciones motivó que la calificadora Standard & Poor's redujera la calificación crediticia de Estados Unidos.

"Como vimos hace dos años, la prolongada incertidumbre sobre si nuestra nación pagará sus facturas totalmente y a tiempo daña nuestra economía", dijo Lew en un comunicado. "Posponer un aumento al tope de endeudamiento hasta el mismísimo último minuto es exactamente lo que no necesita nuestra economía: una herida autoinfligida que daña a familias y negocios".

En una entrevista con Fox Business Network, Lew dijo que el 17 de octubre era "una fecha límite muy real" en la cual el Tesoro se quedará sin la capacidad de pedir prestado para operar el gobierno. Lew señaló que después de eso "terminaremos con nuestro efectivo muy rápidamente".