Vinculan a ex jefe de policía a doble desaparición

El general en retiro de la Policía Mauricio Santoyo, detenido y condenado en Estados Unidos por recibir sobornos de una organización narcoterrorista, deberá ahora responder en Colombia por la desaparición hace 13 años de dos activistas, informó el jueves la Fiscalía General.

La determinación fue tomada por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia y está relacionada con la desaparición en octubre del año 2000 de Angel José Quintero y Claudia Patricia Monsalve cuando Santoyo se desempeñaba como comandante del grupo antisecuestro Gaula de la Policía en Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia y a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, explicó la oficina de prensa de la Fiscalía.

Santoyo, que entre 2002 y 2005 fue jefe de seguridad del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010), está preso en Estados Unidos desde julio de 2012 y condenado en noviembre por una corte federal en Virginia, luego de declararse culpable de brindar apoyo material a las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia, ahora desmovilizadas, y que son acusadas de narcotráfico, masacres y secuestros, entre otros delitos.

Quintero y Monsalve hacían parte de la no gubernamental Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, cuya principal misión es la lucha contra la desaparición forzada de personas especialmente a manos de agentes del Estado.

La investigación judicial indica que la noche del viernes 6 de octubre de 2000 Quintero acompañó a Monsalve a tomar un bus de servicio de público en Medellín. Nunca más se volvió a saber de ellos. En 2001 se descubrió que el Gaula a cargo de Santoyo había interceptado ilegalmente los teléfonos de varias organizaciones, entre ellas la Asociación de Familiares.

La oficina de prensa de la fiscalía dijo que Santoyo deberá responder en Colombia por su presunta responsabilidad en los delitos de desaparición forzada y concierto para delinquir o la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes. Agregó que se iniciarán los trámites ante las autoridades estadounidenses para que sus fiscales viajen a Washington y escuchen a Santoyo en indagatoria o diligencia de descargos.

El congresista de izquierda y activista Iván Cepeda, que a mediados de año pasado exigió públicamente la reactivación de la investigación contra Santoyo por la desaparición de Quintero y Monsalve, dijo telefónicamente que "en realidad Santoyo era un narcotraficante y paramilitar vestido de policía".

En tanto, Gloria Luz Gómez, coordinadora general de la organización, comentó vía telefónica lo importante es establecer qué sucedió exactamente con Quintero y Monsalve porque, según ella, al parecer fueron entregados por policías corruptos a paramilitares.