Kerry: Sería "mala praxis" no verificar a Irán

El secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo el jueves que sería "mala praxis diplomática de la peor especie" no poner a prueba la disposición declarada de Irán de someterse a las exigencias internacionales en torno a su programa nuclear.

En sus primeras declaraciones públicas después que el premier israelí Benjamin Netanyahu advirtió al Occidente desde la tribuna de las Naciones Unidas que no debía confiar en Irán, Kerry dijo que la ofensiva diplomática del presidente iraní Hasán Ruhani no los tomará desprevenidos. Kerry dijo que Washington no creerá en las palabras, y que Irán deberá demostrar que no está tratando de fabricar un arma nuclear.

"Tenemos una obligación", dijo Kerry a la prensa en Tokio después de reunirse con su contraparte japonés Fumio Kishida, encuentro al que también asistieron los titulares de Defensa de ambos países. "Sería mala praxis diplomática de la peor especie no examinar todas las posibilidades de lograrlo antes de pedir a la gente que tome medidas militares y hacer lo necesario para prevenirlo".

"Hay que agotar los recursos antes de subir al siguiente nivel de recursos que pueden tener consecuencias más drásticas", añadió.

Sin embargo, el funcionario destacó que echaría una mirada sumamente crítica sobre las ofertas de Ruhani.

"No hay nada aquí que se creerá a pie juntillas y lo hemos dejado perfectamente claro", dijo. "No bastan las palabras sino las acciones, y las acciones deberán ser suficientes para hacerle comprender al mundo que no sólo no están en camino de conseguir un arma sino que no tienen la capacidad de apartarse bruscamente del camino y lograrlo".

"Asegueo al primer ministro Netanyahu y al pueblo de Israel que nada de lo que haremos se basará en la confianza", dijo Kerry. "Se basará en una serie de pasos que nos garanticen a todos que tenemos certeza sobre lo que está sucediendo".