Venezuela: Derribarán aviones del narcotráfico

El presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles que aplicará de inmediato una ley que contempla el derribo de aeronaves sospechosas de narcotráfico cuando ignoren la orden de aterrizar.

El mandatario venezolano expresó en un discurso televisado que esa medida tendría como propósito desalentar esos vuelos en territorio venezolano.

"Nosotros hemos aprobado el reglamento ya para la aplicación de la ley de 'intercepción' aérea que me da potestad como jefe de Estado de derribar cualquier nave que penetre ilegalmente a Venezuela para el tráfico de drogas", dijo Maduro, dirigiéndose a oficiales de la Guardia Nacional.

"Yo voy a empezar aplicar ya esa ley de manera inmediata. Voy a proceder a la aplicación de esa ley en la lucha contra el tráfico de drogas sobre cielos venezolanos en coordinación con nuestra fuerza militar"

Funcionarios del gobierno y jefes castrenses han dicho que aviones militares venezolanos en ocasiones persiguen aeronaves sospechosas de transportar drogas, pero sus pilotos ignoran las órdenes de aterrizar y siguen volando a través de territorio venezolano.

"Vamos que empezar a aplicarla. Que sepa el narcotráfico internacional que a partir de hoy (miércoles), cualquier nave que entre a Venezuela va a ser conminada a aterrizar en paz, sino va a ser derribada por nuestros Sukhoi (cazabombarderos de factura rusa), nuestros F-16 (de fabricación estadounidense)y toda la aviación militar venezolana", aseveró.

Venezuela se ha convertido en un importante puente para el transporte de droga hacia Estados Unidos y Europa.

El anuncio de Maduro se produjo casi dos semanas después que su gobierno ordenó investigar las actuaciones de funcionarios del comando antidrogas de la Guardia Nacional tras el decomiso en París de un cargamento de más de 1.300 kilogramos (3.000 libras) de cocaína presuntamente transportado en un vuelo comercial de la aerolínea Air France procedente de Caracas.

Acto seguido las autoridades venezolanas intervinieron la unidad de seguridad del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas, desde donde partió el 10 de septiembre un avión de Air France con 31 maletas cargadas de droga.

Hasta el momento han sido detenidas cerca de dos docenas de personas, entre ellos un empleado adjunto a la gerencia de la aerolínea Air France, ocho guardias nacionales, y ocho empleados civiles del aeropuerto.

De acuerdo a las investigaciones desarrolladas por la policía francesa la operación de envío de la droga colombiana en el avión de Air France fue hecha por un "cartel de italianos e ingleses".

El gobierno francés anunció el 21 de septiembre que la droga fue localizada en equipajes que no estaban registrados a nombre de ninguno de los pasajeros que llegaron a París en una aeronave de Air France procedente de la capital venezolana. El cargamento fue valorado en unos 270 millones de dólares.

Sobre ese caso, Maduro indicó el jueves que el traslado de droga "no debe haber sucedido, (pero) se están tomando las medidas correctivas".

El gobernante comentó que su administración no descarta que el caso sea parte de un plan para desacreditar su gobierno y manifestó que "esto parece una entrega controlada".

"El narcotráfico tiene un gran poder y en muchos casos es utilizado por el sector este que está montando expedientes contra el país como un arma política para decir (que Venezuela) es un narco-estado", señaló.

"Cuidado si no está metida detrás la mano de la DEA. Estamos investigando", señaló.

Washington ha criticado las acciones emprendidas por Venezuela para combatir el narcotráfico alegando que el tránsito de la droga por el país suramericano se ha elevado en los últimos años.

Las autoridades venezolanas repetidamente han refutado los señalamientos y han asegurado que los decomisos de droga y la detención de narcotraficantes aumentaron en Venezuela luego que terminó en el 2005 la cooperación con la DEA tras alegatos de que sus agentes incurrieron en actividades de espionaje, y severas críticas contra las llamadas "entregas controladas" de droga.