Venezuela: Protestan por muerte de menor baleado por policía

Unas 3.000 personas marcharon el sábado por las calles de San Cristóbal, ciudad del suroeste de Venezuela, en protesta por la muerte del adolescente de 14 años Kluivert Roa que recibió un disparo de un policía el martes pasado.

La concentración opositora en la capital de Táchira transcurrió sin incidentes y terminó junto al monumento "Obelisco de los italianos", donde también se exigió la derogación de la ley 8610 recientemente aprobada que permite la utilización de armas letales contra la población en caso extremo.

La exdiputada opositora María Corina Machado marchó entre los manifestantes y al final pidió a la gente no abandonar la movilización callejera en aras de un "acuerdo nacional de transición" que saque al país de la "dictadura militarista y mafiosa", dijo en referencia al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Erick Roa, padre del adolescente fallecido, exigió responsabilidades "a una cadena de mando que tiene que caer y pagar lo que le hicieron a mi hijo", ante una multitud vestida mayoritariamente de blanco.

También intervinieron estudiantes y Patricia de Ceballos, actual alcaldesa de San Cristóbal y esposa de Daniel Ceballos --encarcelado el año pasado cuando era edil de la ciudad por apoyar los disturbios que duraron más de dos meses y paralizaron la población fronteriza.

San Cristóbal ha vivido graves disturbios en los últimos días a raíz de la muerte del menor. Las universidades han suspendido clases y en la Universidad de los Andes (ULA) se han repetido cada día enfrentamientos con la policía que han dejado varios heridos.