Japonés Nishikori alcanza la final en Acapulco

El español David Ferrer superó a un combativo Ryan Harrison a última hora y se clasificó a la final del Abierto Mexicano de Tenis, donde se verá las caras ante el japonés Kei Nishikori.

Ferrer, segundo preclasificado en México, tuvo que batallar durante tres sets para vencer 4-6, 6-0, 6-0 al estadounidense, que había sido la revelación del torneo celebrado en este balneario a 350 kilómetros de la capital.

Antes, Nishikori validó su condición de máximo favorito y venció 6-2, 3-6, 6-3 al sudafricano Kevin Anderson.

La final será el sábado por la noche en la cancha central del complejo Mextenis.

Ferrer, tres veces campeón de este torneo, va por su cuarta corona en suelo mexicano para unirse al austríaco Thomas Muster como el más premiado de la historia.

Muster ganó sus cuatro títulos en México de forma consecutiva.

Ferrer, de 32 años, pasa por un gran momento y está en el mejor inicio de su carrera con un récord de 16-1 que ya lo vio coronarse la semana pasada en Río de Janeiro.

Ahora disputará la 49na final de su carrera y tratará de llevarse su 24to cetro.

Si lo consigue, Acapulco se unirá a Auckland como las sedes donde más veces se ha coronado (4).

Para hacerlo deberá dar cuenta de un Nishikori que también ha comenzado el año con el acelerador a fondo y que va en búsqueda de su segundo campeonato en dos semanas.

El japonés ya tiene asegurado el cuarto puesto en el escalafón de la ATP que se dará a conocer el lunes, pero si se corona y el español Rafael Nadal no gana en Buenos Aires, sería el tercero, sólo superado por el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic.

"No pienso mucho en las clasificaciones porque se puede volver una distracción. Claro que sé que ganando muchos partidos estaré mejor y quiero ser el número uno, pero no me obsesiono pensando en eso", dijo Nishikori.

El jugador de 25 años está en la 14ta final de su carrera y buscará el noveno cetro. Nishikori ha sido especialmente dominante los últimos dos años, en los que ha ganado cinco de todos sus campeonatos.

Anderson, 15to de las clasificaciones, puso en 7-40 su récord ante rivales dentro de los 10 primeros del mundo.

En mujeres, la suiza Timea Bacsinszky se impuso a la búlgara Sesil Karantacheva por 6-2, 6-4 y avanzó a la final donde enfrentará a la francesa Caroline García.

Bacsinszky, quinta preclasificada del torneo y 37ma del mundo, buscará apenas el segundo título de su carrera y el primero desde 2009 ante una descansada García, quien avanzó gracias al retiro por enfermedad de la rusa Maria Sharapova.

La suiza disputará su segunda final de esta temporada. En enero disputó el partido por el título en Shenzenn, China.

"Fue un partido difícil, ella jugó agresiva y sin nada que perder yo era la favorita", dijo la suiza. "Ella era 'lucky loser' y estaba ya en una semifinal, por eso me hizo trabajar mucho".

García, quien no jugó el viernes, trabajó también poco en su partido de cuartos de final, cuando su oponente, la croata Mirjana Lucic-Baroni abandonó en el segundo set.

Será el primer enfrentamiento entre Bacsinszky y García.

"Nunca he jugado con ella, jugamos juntas en los dobles en un torneo, íbamos a hacerlo para Monterrey, pero yo ya tenía pactado con otra jugadora, pero es buena amiga y muy buena persona", afirmó la suiza sobre su rival.