En México, Marcelo Ebrard abandona el PRD

El ex jefe de gobierno de la capital mexicana Marcelo Ebrard anunció que abandona su militancia en el opositor Partido de la Revolución Democrática.

"Como muchos otros, Andrés Manuel López Obrador, Cuauthémoc Cárdenas o Alejandro Encinas he llegado a la conclusión de que el progresivo acercamiento de la dirigencia del partido al presidente Enrique Peña Nieto y su partido, el PRI, es incompatible con los objetivos y deberes políticos de la izquierda mexicana", dice la misiva divulgada a través de su cuenta de twitter.

La renuncia de Ebrard es parte de una estampida de profundo calado y gran impacto en un partido que ha ido perdiendo a casi todos líderes de los últimos años. López Obrador fue el antecesor en el cargo de Ebrard, y Encinas lo fue de López Obrador. Cuauthémoc Cárdenas fue uno de los fundadores del partido. Cárdenas y Obrador fueron candidatos presidenciales sin éxito.

Ebrard se ha mostrado en desacuerdo con el llamado "Pacto por México", un pacto político impulsado en diciembre de 2012 por Peña Nieto para que el derechista Partido de Acción Nacional y el izquierdista PRD le ayudaran a impulsar reformas en materia de educación, telecomunicaciones, sistema bancario, sistema político e industria energética

Ebrard se ha tomado tiempo para pensarse los motivos por los que abandonaba el partido. El PRD abandonó parcialmente el pacto a finales de 2013 motivado por sus discrepancias sobre la reforma energética, especialmente en lo referido a permitir que empresas privadas entraran a competir con el histórico monopolio estatal de los hidrocarburos. Sigue, no obstante apoyando al gobierno en la mayor parte de las políticas públicas.

El político, que fue jefe de gobierno del Distrito Federal de 2006 a 2012, ha tenido enfrentamientos con un sector de la organización conocido como "Nueva Izquierda", sus principales adversarios a la hora de conseguir una nominación para competir por una diputación federal en las elecciones intermedias que se celebrarán en junio.