Estudio: Fumadores combinan productos en su hábito

El primer vistazo a un estudio extenso sobre los hábitos de los fumadores en Estados Unidos sugiere que muchos de ellos usan combinaciones de productos, incluso a menudo cigarrillos electrónicos.

Aunque se trata de una conclusión preliminar, plantea algunas interrogantes en momentos en que las autoridades del sector salud evalúan los efectos de los cigarrillos electrónicos.

"¿Son los cigarrillos electrónicos un paso para que el fumador abandone el hábito? ¿O son una muleta para poder consumir nicotina en lugares y momentos en que habitualmente no podrían fumar cigarrillos?", preguntó el médico Andrew Hyland, del Instituto Oncológico de Roswell Park, el principal investigador de un estudio del gobierno sobre tendencias del tabaquismo.

El estudio de Hyland es uno de una serie de proyectos que los científicos observan a medida que exploran las implicaciones de los cigarrillos electrónicos para la salud.

En una reunión de investigadores el jueves por la noche, Hyland presentó las conclusiones preliminares de las primeras 20.000 personas enroladas en el estudio.

El 28% de los adultos y casi el 9% de los jóvenes reportaron que usan algún tipo de producto tabacalero, afirmó.

Un 40% de los fumadores dijo usar dos o más productos. Y la mitad indicó que el cigarrillo electrónico impulsado a batería es uno de los productos múltiples que usan, agregó. De hecho, la combinación más común era de cigarrillos con cigarrillos electrónicos.

Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco, de la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés), dijo que las conclusiones preliminares sobre el uso de más de un producto son significativas y revelan la popularidad de los cigarrillos electrónicos.

En definitiva, el estudio titulado PATH (siglas en inglés de Evaluación de la Población sobre el Tabaco y la Salud) observará a 46.000 personas de 12 años o más a lo largo de un lustro. Será una fuente de información mientras la FDA decide cómo regular los productos del tabaco.

Los formuladores de políticas debaten los efectos del cigarrillo electrónico para la salud. Muchos opositores al cigarrillo consideran los electrónicos como una alternativa menos riesgosa para los que no quieren o no pueden abandonar el cigarrillo.

Los cigarrillos electrónicos operan vaporizando la nicotina líquida que después se inhala. Contiene menos sustancias tóxicas que los cigarrillos. Pero las autoridades de la salud advierten que no deben ser considerados inofensivos y dicen que se necesita estudiar más profundamente sus efectos a largo plazo.

Los detractores se preguntan si mantiene la adicción y si son un gancho para quienes después pasan a fumar los cigarrillos tradicionales.

La preocupación por los cigarrillos electrónicos aumentó después que otro estudio del gobierno en diciembre halló que algunos adolescentes que jamás habían fumado estaban probando la versión electrónica.

"¿Es una moda pasajera o algo que los engancha?", se preguntó el médico Wilson Compton, subdirector del Instituto Nacional de Abuso de Drogas, dependencia de los Institutos Nacionales de Salud, en una entrevista con The Associated Press. Espera que el estudio PATH contribuya a aclararlo.

La FDA ha propuesto regular los cigarrillos electrónicos, incluso prohibir su venta a los menores, una medida que ya han tomado muchos estados.