Debate en la web sobre cambiantes colores de vestido

Un vestido azul y negro (¿blanco y dorado?) se ha vuelto una de las imágenes más debatidas en internet.

Amigos y colegas en todo el mundo están debatiendo cuáles son los colores reales de un vestido azul con encaje negro que, para muchos, se transforma en una fotografía en blanco y dorado. Expertos en optometría dicen que la foto es una imagen única que captura perfectamente cómo los cerebros humanos perciben el color y procesan contraste en formas drásticamente diferentes.

"Esta foto provee la mejor prueba que he visto de cómo funciona en el cerebro el proceso de corrección de color", dijo Daniel Hardiman-McCartney, asesor clínico de la Escuela de Optometría de Gran Bretaña. "Nunca he visto una foto en la que tanta gente mira la misma imagen y ve colores tan drásticamente diferentes".

La foto, tomada este mes antes de una boda en la remota isla escocesa de Colonsay, ilustra además la dinámica de una perfecta tormenta de medios sociales. Invitados a la boda no podían entender por qué, en una foto del vestido de la madre de la novia, el atuendo claramente azul y negro se transformaba en blanco y dorado. Pero solamente en esa foto, y solamente para aproximadamente la mitad de los que la veían.

El debate se diseminó de la boda a la internet, inicialmente de amigo a amigo en Facebook.

Una de las invitadas a la boda, Caitlin McNeill, publicó la foto el jueves en su cuenta en Tumblr con la pregunta: "Por favor, ayúdenme. ¿Este vestido es blanco y dorado o azul y negro? Mis amigos y yo no podemos ponernos de acuerdo y nos estamos exasperando". Ella consistentemente lo ve blanco y dorado.

Una de sus amigas, Alana MacInnes, lo vio blanco y dorado la primera hora, y después azul y negro.

Celebridades dieron también su opinión. Taylor Swift dijo que el vestido era "obviamente" azul y negro. "¿Qué les pasa? Es blanco y dorado", replicó Julianne Moore.

Hardiman-McCartney explica que el estilo excepcional del vestido, combinado con la fuerte luz de tono amarillo en el trasfondo, provee al cerebro la rara oportunidad de "escoger" cuáles de los dos colores primarios del vestido debe ser visto en detalle.

Aquellos que subconscientemente buscan detalles en las franjas negras horizontales las convierten en un tono dorado, por lo que el azul desaparece en blanco, dice.

Otros cuyos cerebros se entran en la parte azul ven la foto en la realidad azul y negra.