Audiencia pública por nuevas tarifas en Canal de Panamá

El canal de Panamá celebró el viernes una audiencia pública en que usuarios de la ruta opinaron sobre la reestructuración de las tarifas que entrará en vigor una vez el canal concluya su ampliación.

La audiencia forma parte de las consultas que suele realizar el canal a sus usuarios al proponer un cambio en los peajes. En el auditorio participaron cuatro exponentes que representaron a organizaciones navieras, dueños de barcos de Japón, astilleros en Panamá y un representante de la industria de transporte de gas de Estados Unidos.

En comparación con las audiencias celebradas en los últimos años ésta "fue una de las que menos observaciones ha tenido, lo cual quiere decir que los clientes han entendido el gran esfuerzo de Panamá de ampliar el canal y que gran parte de los ingresos es para pagar estos trabajos", dijo a periodistas Roberto Roy, ministro para asuntos del Canal.

Una de las observaciones la hizo Greg Denton, gerente de Desarrollo de GTT North America, una empresa del sector de transporte de gas, quien sugirió a las autoridades cambiar la medida de metro cúbico que propone el canal para el transporte de gas por la tradicional que mide la capacidad de carga. "El cambiarla animaría e incentivaría a una buena parte de la flota actual" del transporte del combustible a usar el canal, sostuvo.

La gerente ejecutiva de la división de análisis e investigación de mercado dijo que el tema ha sido analizado y que en vista de la sugerencia planteada en la audiencia se volverá a abordar, aunque recalcó que "ha sido discutido a profundidad".

Otra de las sugerencias la hizo Marvin Castillo, que preside una empresa de astilleros, y quien sugirió establecer un nuevo segmento de reparación naval para los barcos que lleguen para arreglos en el área del canal. Sostuvo que estas naves llegan en lastre e igualmente salen vacíos y que una tarifa especial para estas embarcaciones podría traducirse en un aumento de usuarios y de ingresos para la vía.

Por su parte, el vicepresidente de Planificación y Desarrollo Comercial del Canal Oscar Bazán sostuvo que la nueva propuesta tarifaria "responde a la necesidad de la industria marítima" y que a diferencia de otras no ha sido diseñada "buscando el valor económico de la ruta sino que la hemos dirigido más bien a buscar capturar el volumen de carga que vamos a tener con un canal ampliado".

La propuesta de reestructuración establece que cada segmento de mercado tendrá una tarifa basada en diferentes medidas.

Actualmente el peaje se calcula en base a un sistema de volumen por toneladas, excepto los segmentos de portacontenedores que se miden por cantidad y el de cruceros que se paga por literas.

A partir de la ampliación los contenedores serán medidos y cobrados por TEU -una unidad de medida de un contenedor de 20 pies-, los graneleros secos por capacidad de toneladas y toneladas métricas de carga, los buques de pasajeros por literas, los de gas natural licuado por metros cúbicos y los tanqueros por toneladas métricas.

Las nuevas esclusas permitirán a las navieras transitar el canal con buques de mayor tamaño, lo cual permitirá el transporte de productos no tradicionales como gas natural licuado, uno de los nuevos segmentos que se abrirá con la ampliación. En la actualidad este tipo de embarcaciones no puede transitar la vía debido a sus dimensiones de manga, que son muy anchas para las esclusas existentes.

El administrador del Canal Jorge Quijano enfatizó en que la reestructuración de tarifas es competitiva y estimó que las mismas, que empezarán a regir en 2016 cuando concluya la ampliación, serán anunciadas oficialmente en entre marzo y abril.

La vía, que está siendo ampliada con una inversión de 5.250 millones de dólares, pasó plenamente a manos panameñas el 31 de diciembre de 1999 luego de haber sido administrada y protegida por Estados Unidos desde su apertura en 1914.