Indiana pudiera permitir "cajas" para entrega de bebés

A primera vista parece una panera enorme. Pero lo que está adentro pudiera salvar la vida de un recién nacido abandonado.

La caja es en realidad una incubadora y pudiera verse muy pronto en Indiana en hospitales, estaciones de bomberos, iglesias y algunas organizaciones sin fines de lucro bajo una ley que daría a madres en crisis una forma de entregar sus bebés segura y anónimamente.

Indiana pudiera ser el primer estado en el país en permitir el uso de esas cajas a gran escala para prevenir abandonos peligrosos de bebés si la propuesta, aprobada unánimemente en la Cámara de Representantes esta semana, es aprobada en el Senado estatal. El legislador republicano Casey Cox y activistas por la seguridad infantil dicen que no conocen de ningún otro estado que haya ponderado el asunto al nivel que lo ha hecho Indiana.

Cox dijo que su propuesta es una progresión natural de las leyes de "refugio seguro" que existen en todos los Estados Unidos. Esas leyes dan a padres una forma legal de entregar sus bebés recién nacidos en hospitales, estaciones de policía y otras localidades sin temor a ser enjuiciados siempre que el menor no haya sido maltratado.

Muchos niños, no obstante, nunca llegan a esos lugares. Dawn Geras, presidenta de Save the Abandoned Babies Foundation en Chicago, dijo que las leyes de refugio seguro han resultado en más de 2.800 entregas seguras de bebés desde 1999. Pero más de 1.400 otros infantes han sido abandonados ilegalmente y casi dos terceras partes de ellos han muerto.

Cox dijo que su propuesta se basa en un concepto centenario de ayudar "a esos niños que son abandonados en los bosques, en lugares peligrosos".

Las cajas para bebés se originaron en el medioevo, cuando los conventos estaban equipados con portezuelas giratorias. Bebés no deseados eran dejados en compartimientos en las portezuelas, que eran rotadas para poner al recién nacido en el interior del convento.

Centenares de bebés han sido entregados en versiones modernas de esas portezuelas en Europa y Asia.

Partidarios dicen que las cajas pueden salvar vidas al ofrecer a mujeres que no pueden enfrentar abandonar un bebé en persona una alternativa anónima y segura al abandono o el infanticidio.

Pero críticos dicen que las cajas hacen más fácil abandonar un bebé sin explorar otras opciones y dicen que no hacen nada para lidiar con la pobreza y otros problemas que contribuyen el abandono infantil.