Fiat Chrysler retira 467.000 vehículos por fallas en motor

Fiat Chrysler añadió más de 467.000 Dodge y Jeep a un retiro anunciado el año pasado para resolver un potencial problema de ahogamiento en los motores.

La compañía dijo que va a retirar Dodge Durango modelos 2013 y 2013 y Jeep Grand Cherokee 2011 vendidos fuera de Norteamérica, agregándolos a un retiro de septiembre del año pasado. Los Jeep tienen motores diésel.

Chrysler dice que una bomba de combustible puede deformarse y hacer que el bombeo falle. Eso puede provocar que el motor se apague de pronto o impida el encendido. La compañía no conoce de choques causados por el problema.

Los concesionarios van a instalar un nuevo circuito de relevador. Chrysler dijo que informará a los usuarios cuando pueden programar la reparación.

El retiro del año pasado cubrió otros 189.000 Grand Cherokee y Durango en Estados Unidos.