De "Pulp Fiction" a meme del Oscar, Travolta y sus altibajos

Desde que se pavoneó en la gran pantalla en "Fiebre del sábado por la noche", John Travolta ha tenido una carrera marcada por dramáticos altibajos y ha pasado de ser rey a meme en internet.

El último revés de Travolta el domingo en los Premios de la Academia fue incómodo. El actor ha sido ampliamente ridiculizado por el modo en que le tocó la cara a Idina Menzel mientras le decía, "Tú, mi querida, mi hermosa, mi extremadamente talentosa Idina Menzel".

"Parece que jugué demasiado con su barbilla", dijo Travolta a Jimmy Kimmel sobre su reunión con Menzel. Al final de la ceremonia, el anfitrión de los Oscar Neil Patrick Harris pronosticó que Travolta (invitado para redimirse tras haber leído mal el nombre de Menzel el año pasado) volverá al show en 2016 para disculparse por "todo el toqueteo de su rostro".

Imágenes de Travolta besando a Scarlett Johansson frente a los fotógrafos en la alfombra roja se volvieron virales, convirtiendo al astro en un chiste en las redes. Johansson, sin embargo, defendió a Travolta en una declaración a The Associated Press el jueves diciendo que "no hay absolutamente nada raro, escalofriante o inapropiado sobre John Travolta". La actriz llamó la foto "un desafortunado fotograma de un encuentro en vivo que fue muy dulce y totalmente bienvenido".

Los incidentes del Oscar se producen al tiempo que Travolta, de 61 años, se prepara para un puñado de proyectos y previo al estreno de un documental explosivo sobre la cienciología que se enfoca considerablemente en su relación con la organización. Si dicho filme, "Going Clear", del documentalista ganador del Oscar Alex Gibney llega a ser nominado a un Premio de la Academia, como muchos anticipan, Travolta podría volver a ser parte de la ceremonia el próximo año, pero de un modo muy diferente.

Travolta ha navegado por años el flujo y reflujo de la fama, apoyándose en su carisma juvenil y unos buenos pasos de baile. A continuación una mirada a sus momentos buenos y malos:

BUENOS: Ya conocido para el público televidente de "Welcome Back Kotter", Travolta debutó con energía como el astro de la sensación de la era del disco "Fiebre del sábado por la noche" en 1977. "Esto es bailar, no esa cosa de Fred Astaire. Yo sólo me muevo y me pavoneo, ¡y ESO ES BAILAR!", pronunció. A esto siguió su papel de Danny Zuko en "Vaselina" de 1978, que inmortalizó su voz y su peinado engominado.

MALOS: Los 80 no fueron tan buenos para Travolta como los 70. Trabajó consistentemente, pero en una serie de fracasos de taquilla como "Perfect", en la que interpretó a un reportero de Rolling Stone, y "Two of a Kind", que lo reunió con la estrella de "Vaselina" Olivia Newton-John. Muchos de los filmes que rechazó, como "American Gigolo", fueron más exitosos que los que decidió hacer.

BUENOS: Aunque las comedias "Mira quién habla" restauraron la popularidad de Travolta, su resurrección se debió indiscutiblemente a un hombre: Quentin Tarantino. El director buscó específicamente a Travolta, aun cuando el recién ganador del Oscar por "Mi pie izquierdo" Daniel Day-Lewis quería el papel, según reportes. La actuación de Travolta como Vincent Vega en "Pulp Fiction" le mereció una nominación al Premio de la Academia y una gran cantidad de trabajo, incluyendo la aclamada adaptación de "Get Shorty" de Elmore Leonard.

MALOS: Su renacer por "Pulp Fiction" no duró mucho, aunque su historial ("Michael", "Face/Off", "Primary Colors", "A Civil Action") fue mejor a fines de los 90 que en los 80. Incluso tuvo un cameo notable en "The Thin Red Line" de Terrence Malick. Pero en el 2000 protagonizó quizás la peor película de su carrera: "Battlefield Earth", un filme futurista de ciencia ficción basado en parte en una novela del fundador de la cienciología L. Ron Hubbard. Fue hecho por la productora independiente Franchise Pictures (que luego fue condenada por inflar el presupuesto de "Battlefield Earth" y se fue a la quiebra) y Travolta puso dinero de su propio bolsillo. Con frecuencia se la incluye entre las peores películas de la década.

BUENOS: Travolta quizás nunca se recuperó del todo después de "Battlefield Earth", pero continuó actuando en películas de alto presupuesto que recibieron críticas mediocres y ganancias modestas en la taquilla: "Swordfish", "The Punisher", "The Taking of Pelham 123". Más recientemente ha trabajado en varios filmes de próximo estreno, como "The Forger" (un drama policiaco previsto para abril), "Criminal Activities" (un thriller sobre mafia dirigido por Jackie Earle Haley) o "In a Valley of Violence" (un western coestelarizado por Ethan Hawke). El papel que está despertado más curiosidad es el del abogado defensor de O.J. Simpson, Robert Shapiro, en la serie televisiva de FX "American Crime Story" de Ryan Murphy ("Nip/Tuck", "American Horror Story").

MALOS: En años recientes Travolta ha sido asediado por la tragedia, las demandas y una creciente atención hacia su religión. Su hijo Jett murió en el 2009 a los 16 años durante un ataque de convulsiones. En el 2013, el autor ganador del Premio Pulitzer Lawrence Wright publicó "Going Clear: Scientology, Hollywood, and the Prison of Belief", una investigación minuciosa que expuso a la Iglesia de la cienciología, a la que Travolta se unió en los años 70. El libro y el próximo documental de Gibney, hecho con Wright, critican a Travolta como un rostro público de la controvertida organización.